Creating bags: envases sostenibles para tu negocio

creating bags bolsas yute algodon ecologico sostenible be trendy my friend

Si seguís este blog ya sabréis que, a nivel particular, llevo un tiempo tratando de cambiar hábitos de manera progresiva para cuidar del planeta dentro de mis posibilidades. Aunque sé que todavía me quedan muchas cosas por aprender y poner en práctica, sigo muy de cerca el movimiento zero waste para empaparme de toda información y me declaro fan de aquellos negocios que son sostenibles y practican la economía circular.

Pero también tengo claro que, para el planeta, mi/nuestro granito de arena, obviamente, no es suficiente. Los gobiernos tienen que reaccionar ya ante una realidad que pinta muy cruda y las grandes, medianas y pequeñas empresas tienen que ponerse las pilas y actuar.

En el berenjenal de los gobiernos prefiero no meterme por ahora, pero de algunas (pequeñas) empresas sí puedo y quiero hablar porque están comprometidas con nuestro planeta y llevando a cabo modelos de negocios dignos de mención.

Es el caso de Creating Bags, una empresa española que desde el 2012 se dedica a fabricar, desde Elche, envases de yute y algodón para otros negocios.

Creating Bags, envases de yute y algodón para empresas

Packaging para We are Bonito, por Creating Bags.

Jorge Trives, el CEO de Creating Bags, tuvo esa idea de negocio antes de que las palabras «ecofriendly» «residuo 0» o «microplástico» se pusieran de moda, ni mas ni menos que hace ya 20 años. Y es que el inicio primerísimo de Creating Bags tiene una base muy sólida, ya que nació apoyada sobre los cimientos de un negocio familiar en el que se lleva vendiendo tejido de yute desde hace más de 30 años.

¿No estaría bien que al comprar en una tienda, esta te diera tus artículos en una bolsa corporativa sostenible? Ojo, no compostable o biodegradable como las que te ponen en ciertos supermercados, que pueden seguir conteniendo plástico y sí, se descomponen pero ¿cuándo? ¿dentro de 500 años? no estaremos aquí para comprobarlo… me refiero a bolsas sostenibles de verdad.

Y sí, a priori, pudiera parecer que una bolsa de plástico es más económica que una bolsa de algodón o yute pero no es así si tienes en cuenta los usos que les puedes dar a una y a otra. Deberíamos empezar a pensar más en el valor que tienen las cosas teniendo en cuenta el rendimiento que les podemos sacar. Por ejemplo, una bolsa de algodón puede tener 100 usos como mínimo, mientras que una de plástico, como mucho, puede tener 5 usos. ¿Te salen ya las cuentas?

Pues te voy a remover un poco la conciencia para terminar de convencerte. ¿Te suena de algo la Isla del Plástico? Es un área de 1,6 millones de kilómetros cuadrados (para hacernos a la idea sería como sumar las superficies de España, Francia y Alemania) donde se acumulan más de 1,8 billones de piezas de plástico, y lo peor es que su crecimiento es exponencial. ¡Terrible!

Los puntos fuertes de Creating Bags

Capazo para Lau Beach, por Creating Bags.

Por suerte, hay alternativas a nivel empresarial, como las que ofrece Creating Bags. La empresa creció con el propósito de convertirse en una alternativa al plástico, aunque lo natural en ese momento no era tendencia. Al principio tenía su público en aquellos que buscaban poder diferenciarse de sus competidores, potenciar su imagen o, simplemente, ser originales.

Pero tenía un problema que tenía que solventar: si quería seguir fabricando todo aquí, en España, los costes era demasiado elevados.

¿Cuál era la solución? ¿Emigrar? Nada más lejos de la realidad. Contrataron a un grupo de ingenieros y fabricaron sus propias máquinas para automatizar el máximo de procesos posibles ya que el objetivo era mejorar los costes pero sin bajar la calidad.

Y lo consiguieron. De esta manera acortaron los tiempos de fabricación y fueron más competitivos pero también consiguieron algo que, actualmente, es uno de sus grandes valores añadidos: fabricar grandes cantidades en pequeños espacios de tiempo.

Además, para seguir acortando tiempos, en su web programaron una calculadora que es capaz de decirte en tiempo real y en base a las medidas y características del producto, qué bolsa necesitas y el precio. Más tiempo ganado.

Y todavía hay más. La otra gran ventaja de esta empresa es que como es fábrica, el cliente puede personalizar al límite su envase, tanto en impresión como en medida. Aunque también disponen de un catálogo de medidas estándar pensado para aquellos clientes que quieren diferenciarse pero no tienen muy claro cómo hacerlo. (Sí, el asesoramiento personalizado está garantizado durante todo el proceso).

En resumen, si haces un pedido te lo entregan en un período de 2 a 10 días laborables a partir de la confirmación del pedido, 5 días más si además el pedido va con impresión personalizada, y si la entrega es en Península. Si el envío es a Baleares, por el transporte, tardan 2 días más que en Península. Y no se olvidan de Canarias. También hacen envíos a las islas, suelen tardar unos 4 días más que a Península.

¿No sería genial que los envases de algunos artículos, sobre todo en el sector alimentario, pero también, en otros como el de belleza (o en cualquier tipo de artículo que se te ocurra, el plástico nos invade) se presentaran en bandejas, cajas, estuches, capazos… de materiales sostenibles?

Seguramente podrías decirme más de una marca que ya lo hace, y seguramente tendrás muy buena opinión de ella, ¿me equivoco?

Las marcas que suelen apostar por envases diferentes, como mínimo, llaman más la atención y de hecho es una estrategia de marketing muy recurrente.

Jorge me contó que hay algunas marcas que, a la hora de lanzar un producto nuevo, o en una determinada fecha del año relanzan un producto en un envase nuevo con la intención de captar la atención de posibles nuevos consumidores. Una vez el artículo te entra por los ojos y te decides a comprarlo, obviamente, si no cumple con tus expectativas no lo vas a volver a comprar aunque te lo presenten con unas luces de neón, pero si te gusta, no hace falta nada más, ni envase ni focos, tu estrategia de captación ha funcionado. Y si funciona, yo solo tengo que decir que la campaña de Navidad está a la vuelta de la esquina…

Hablemos un poco del yute y del algodón

Como comentábamos, en Creating Bags también son especialistas en impresión sobre yute y algodón. Estudiemos un poco más a fondo esos dos tejidos.

El yute es el tejido con el que trabajan desde el principio. El tejido es nacional, pero el hilo es de India y eso me llamó la atención. ¿A ti también?

Pues no te preocupes, porque otra cosa no sé, pero el yute es una de las principales materias primas que controla el gobierno de India. Su precio está regulado y por tanto no se puede explotar. Está totalmente garantizado que es de comercio justo y cumple con todas las normativas europeas.

En cuanto al algodón, que llegó después a esta empresa, fue todo un éxito seguramente porque tiene algunas cualidades que son mejores que el yute.

El yute de verdad, como el que usa esta empresa, puede dejar algo de pelusilla, puede oler (como todos los tejidos naturales), es más tosco, y por su rugosidad, es más difícil de imprimir. Pero por otro lado, tiene un acabado muy artesano. Y precisamente una de las cosas bonitas de hacer envases naturales es que ninguna bolsa es igual a la otra. Eso verifica precisamente que se trata de tejidos naturales.

El algodón tiene otro tacto, es más fácil de serigrafiar. Además se puede lavar (el yute no) y por tanto puede llegar a tener más vida útil.

Pero, si los comparamos a nivel sostenible, el yute es el tejido ecológico por excelencia. En su proceso de elaboración, se aprovecha de las aguas del Monzón (que son entre agosto y septiembre). De hecho, sube o baja de precio según si en su origen ha llovido más o menos.

La situación en España

Actualmente, aunque todavía hay mucho desconocimiento y confusión, lo natural está muy en tendencia en nuestro país. Al menos la gente está empezando a tomar conciencia de que hay que dejar el plástico a un lado y optar por materiales más amigos del planeta.

Sin embargo se siguen viendo barbaridades (porque no me digáis que no habéis visto en redes sociales imágenes de piezas de fruta sueltas embaladas en una bandeja de poliespan).

¿Qué es lo bueno de todo esto? Cada vez hay más gente a la que no le es indiferente ver este tipo de atrocidades y las denuncia. ¿La parte negativa? Hay mucha desinformación y confusión con respecto a qué productos son sostenibles y cuáles no lo son.

Hace poco a mí misma me pasó. Entré en Amazon buscando saquitos de algodón y encontré muchos resultados. Las palabras clave estaban ahí: sostenible, biodegradable, reciclable, ecológico… sí, pero siempre hay que leer la letra pequeña (y esto me lo estoy diciendo a mi misma, con tono maternal similar al «te lo dije») y en este caso la clave estaba en la descripción. Ahí estaba la composición y para mi sorpresa, había plástico por un tubo y algodón un ¿5-10%? ¿Cuántas personas habrán comprado ese producto pensando que estaban comprando algodón? No lo quiero pensar.

Hablé largo y tendido con Jorge sobre el objetivo final de acabar con el plástico en nuestras vidas y llegué a la conclusión de que tanto a nivel personal como de empresa, es algo que, esperemos, irá sucediendo de manera progresiva. O así debería ser.

A nivel de negocios es necesario que ciertos sectores cambien sus hábitos y vayan introduciendo otro tipo de materiales más sostenibles en su trabajo. Por ejemplo: las floristerías. ¿No os sorprende que un sector que se dedica a vender cosas naturales utilice tantos atrezzos de plástico de un solo uso?

Ejemplo, presentación maceta con tela de yute, por Creating Bags

Ojalá esos cambios de comportamiento y costumbres vayan modificándose poco a poco, pero lo que sí es seguro es que movimiento hay y la prueba está en la facturación de Creating Bags: en el primer semestre de este año ya han alcanzado la misma facturación de todo el año pasado.

Las cosas están cambiando. Las conciencias se están removiendo. Solo tenemos un planeta y estamos a tiempo de salvarlo. ¿Te pasas al lado sostenible de la vida?

Compartir es vivir:
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.