#Decopost Cómo mantener las flores frescas durante más tiempo y unos jarrones #DIY

Me encanta tener flores frescas en casa. Si de mí dependiera, tendría todas las semanas y cuanto más vistosas mejor. Aportan el toque decorativo perfecto a cualquier hogar y lo alegran con su olor y color. Aunque no siempre tengo tiempo de ir a comprar, pues mis sitios favoritos no quedan cerca de casa, ni de ir al campo a coger de mi propia mano. No fue el caso ayer, Día de la Madre. Una de las tradiciones que más adoro seguir, año tras año, es madrugar el primer domingo de mayo y coger flores frescas, con ayuda de mi hijo y mi marido, para regalárselas a nuestras madres. Este año, además, nos lo hemos currado un poquito más pues se nos ocurrió decorar unos tarros de cristal y convertirlos en jarrones únicos para estos ramos especiales. Con ello conseguimos no solo emocionar a las homenajeadas sino tener un buen rato del sábado tarde entretenido al niño 😉

diy-jarrones-flores

El jarrón en cuestión no puede ser más fácil de hacer, os dejo la idea y el tutorial en el que me inspiré yo por si os apetece probarlo.

En cuanto a la manera de mantener tus flores frescas intactas por más tiempo, no sé vosotras, pero yo he leído y oído mil historietas. Que si poner una aspirina, que si lejía, que si el azúcar o el vinagre de manazana… en Apartment Therapy compraron tulipanes e hicieron la prueba, durante una semana, de todos estos mitos y ¿sabéis qué método resultó ser el más efectivo?

test-tulipanes

A los 7 días, los únicos tulipanes que estaban casi tan frescos como el primer día eran los que habían pasado la noche en el frigorífico, lo cual tiene su lógica teniendo en cuenta que todas las floristerías tienen sus cámaras refrigeradas para, precisamente, mantener por más tiempo intactos sus productos. Así que ya sabéis dónde han pasado la noche mis margaritas (de la primera imagen) 😉

Así que la próxima vez que compréis flores, compradlas a primera hora de la mañana, quitadles el plástico decorativo inmediatamente, cortadles los tallos en diagonal, quitad las hojas que se vayan a quedar sumergidas en agua, ponedlas inmediatamente en agua y cambiad el agua a diario. Si tenéis espacio suficiente en el frigorífico, reservad un hueco para ellas cada noche y… ¡tendréis flores frescas por más tiempo!

Compartir es vivir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.