Guía de viaje: París en tres días

Si me habéis seguido por las redes sociales ya sabréis que la semana pasada estuve de escapada en París con mi marido. Era un viaje que teníamos reservado desde hacía casi un año y la verdad es que, sin darnos cuenta, elegimos la mejor fecha posible por varias cosas. Primera y principal porque después de pasar el verano con los niños, necesitábamos unos días de desconexión del mundo en general para poder pasar tiempo nosotros solos. Sin obligaciones, sin horarios, sin prisas. Y segundo por el tiempo que ha hecho, porque poder disfrutar de la ciudad de la luz con una media de 30ºC de temperatura no lo podíamos imaginar ni en nuestros mejores sueños.

Así que parece ser que los astros se alinearon para que pudiéramos disfrutar al máximo de nuestra escapada y como nos salió todo tan bien y tengo la sensación de haber exprimido al máximo el tiempo que hemos estado, he creído interesante compartir con vosotros el planning que hicimos por si estáis pensando en hacer un viaje a París de duración similar.

El vuelo

Como os decía, el vuelo lo reservamos con muchísima antelación y, teniendo en cuenta las fechas que ya teníamos reservadas para otros compromisos personales, elegimos volar el viernes 9 de septiembre hacía París y volver el 11 de septiembre a Alicante. Con la compañía Vueling teníamos vuelo directo desde Alicante al aeropuerto de París-Orly, el segundo más importante de París y en el que, si no me equivoco, aterriza todo aquel que quiere ir a Eurodisney, puesto que está en la zona sur de la capital. Reservamos los vuelos de tal manera que el viernes a las 9 de la mañana ya estábamos en París y el domingo a las 12 de la noche llegábamos a Alicante.

Una vez en el aeropuerto cogimos el Orlybus que es como un bus urbano de los de aquí que te acerca a la estación de Denfert-Rochereau en media hora aproximadamente por unos 8 euros por persona. Por lo que estuve leyendo es una de las formas más asequibles de desplazarte desde el aeropuerto. A nosotros nos venía bien porque nos quedaba cerca de la casa que habíamos alquilado pero lo más normal es que tengáis que utilizar el metro de la misma estación para poder llegar a vuestro destino. De todas formas, al ser una estación bastante principal, está muy bien conectada pero hay que tenerlo en cuenta para salir con suficiente antelación, sobre todo en el momento de la vuelta a casa.

El alojamiento

En cuanto al alojamiento, nosotros nos decantamos por un apartamento de Airbnb. Teníamos claro que queríamos estar en un apartamento desde el principio por varios motivos. Uno de ellos, cómo no, era el de ahorrar dinero. Además a mí me encanta levantarme e inmediatamente desayunar (en pijama). Y por último, como queríamos aprovechar al máximo el tiempo que íbamos a estar en París, decidimos que era mejor dedicar menos tiempo a comer y más a explorar la ciudad así que no nos la podíamos jugar con los tiempos de espera en los abarrotados bares (¡estaban todos a tope!). El primer día cargamos en el super (recomendadísimos los FranPrix que están por toda la ciudad) y nos estuvimos alimentando a base de sandwiches y paninis. La única excepción que hacíamos era la del café que nos lo tomábamos en una coqueta brasserie que había bajo de casa, eso sí, a 2,80€ el espresso y eso que no era el sitio donde más caro estaba.

apartamento-airbnb-paris-barrio-latino-be-trendy-my-friend

Pero vamos a lo importante. Se lo he dicho a todo el mundo que conozco y vosotros no ibais a ser menos: ¡nuestro apartamento era el mejor del mundo mundial! Bueno, seguro que hay opciones mejores sobre todo si el dinero no es un problema, pero nosotros buscábamos uno bueno, bonito y barato y, a ser posible, en un buen emplazamiento. Y bueno, objetivo cumplido. Nuestro apartamento cumplía con todos los requisitos. (FYI os dejo la dirección exacta: 1 rue Blainville).

Una de las cosas que más ilusión me hacía era que estuviera en un lugar con encanto, aunque no fuera céntrico, en el que nos sintiéramos, aunque fuera solo por unos días, un poco parisinos. Nuestro apartamento estaba en el barrio latino, rodeado de universidades (La Sorbona & cía)  y prácticamente al lado del Panteón. Las calles eran estrechas y estaban llenas de bares de comida internacional que se mezclaban con pubs, brasseries, supermercados y tiendas de souvenirs.

Y aunque pueda dar la sensación de que, a simple vista, era ruidoso, lo cierto es que yo no describiría a «mi barrio» con ese adjetivo, porque las ventanas de nuestro apartamento daban a una plaza en la que desde primera hora de la mañana había músicos profesionales amenizando el ambiente. Violines, acordeones, clarinetes, guitarras y voces angelicales… en serio, por momentos me parecía estar metida en la película de Amelie (nota mental: tengo que volver a verla). Encantador sería un adjetivo bastante a la altura de las circunstancias.

Primer día

Una vez aterrizados y con las maletas ya en nuestra casa para los próximos días lo primero que decidimos hacer fue explorar un poco nuestro barrio. El barrio Latino. Así que la mañana del viernes la dedicamos a ver el Panteón, la Sorbona, la fuente de Saint Michel y los jardines de Luxemburgo (¡ma-ra-vi-llo-sos!) mientras vibrábamos con el ambiente de estas callecitas. Sin duda alguna es una ruta que recomiendo muchísimo hacer si queréis vivir un poco el ambiente parisino. Además, dicho sea de paso, en esta zona hay cantidad de bares de todos los gustos gastronómicos que suelen tener precios más asequibles que el resto de la ciudad. Nosotros terminamos la ruta en la Catedral de Notre Dame que queda muy cerquita. Le hicimos millones de fotos y nos anotamos en nuestra lista de películas que tenemos que volver a ver, la del Jorobado de Notre Dame, obvi. También dimos un paseo por los bajos del río Sena, mirando bien por el suelo por si nos encontrábamos a Ratatouille (otra peli que tengo que volver a ver) y los puestecitos artísticos que hay en el margen izquierdo del Sena (o mejor dicho los del Rive Gauche, en francés todo suena mejor) que aunque siguen siendo muy bonitos han perdido parte de su encanto porque el producto que venden ya no es tan original.

lateral-catedral-notre-dame-paris-be-trendy-my-friend

Tras comer en casa y descansar un poco, cogimos el metro para ir al barrio de Montmatre. La verdad es que el metro de París es una maravilla. Me pareció bastante rápido y en general muy bien conectado. De precio es bastante similar al de Madrid. Tampoco me dio la impresión, salvo en alguna parada, de que estuviera muy abarrotado así que, para nosotros, ha sido perfecto como medio de transporte porque nos ha ahorrado mucho tiempo.

Como decía, cogimos el metro hasta la parada de Abbesses. Esta parada es la que queda más cerca del funicular que te sube hasta la Basílica del Sacre-Coeur pero nosotros paramos ahí porque queríamos hacernos una foto en su entrada ya que conserva en su totalidad el estilo art-nouveau característico de los antiguos metros de París. Y sí, la parada es muy bonita y la foto nos la hicimos pero el error que cometimos fue no coger el ascensor en cuanto bajamos del metro para subir a la superficie. La verdad es que nos sorprendió la de gente que hacía cola para subir en ascensor pero en ningún momento pensamos que era porque nos esperaban exactamente 104 escalones de subida para alcanzar la superficie. Lo bueno es que mientras mueres lentamente al quedarte sin respiración ni fuerzas puedes admirar diversos murales en las paredes hechos por artistas bohemios de la zona, aunque sinceramente el cansancio no te hace valorarlas como se merecen. Creo que es una forma de avisarte de lo que viene después y es que para llegar al famoso Sacré-Coeur, y a no ser que utilices el funicular, te espera un largo camino empinado y lleno de larguísimas escalinatas. Eso sí, de esta manera también puedes admirar curiosas tiendas de arte y hacer paradas en algunos sitios interesantes como el museo de Dalí. Pero ya os adelanto que por las calles estábamos mi marido, yo y cuatro gatos más mirándonos todos con cara de compasión y gritos mentales de «¡ánimo! ¡tu puedes! ¡un escalón más! ¡vamos!».

basilica-sacre-coeur-montmatre-paris-be-trendy-my-friend

El fin de la agonía llega con la famosa plaza de los pintores y bueno, qué queréis que os diga, si no habéis estado nunca, es visita obligatoria pero lo cierto es que ha perdido todo el encanto que tenía. Ya no es tan bohemia y auténtica, ahora está pensada por y para los turistas y por eso está plagada de bares saca-dinero y tiendas de souvenirs «made in China». O al menos esa fue la percepción que me llevé yo que solo pasaba por ahí de camino a la Basílica. Una pena.

Y ahora sí que sí. La Basílica del Sacré-Coeur. ¡Maravillosa es poco! ¡Es una obra de arte colosal y descomunal! Abarrotada de gente sí (por algo es el segundo lugar más visitado de Francia, después de la Torre Eiffel) pero totalmente comprensible porque tener delante esa obra magistral de la arquitectura y esas impagables vistas de todo París desde su mirador es motivo único y suficiente como para decir eso de «Paris is always a good idea». Y lo mejor es empezar a bajar por su escalinata delantera e ir girándonos cada cierto tiempo para seguir admirándola. A must-see.

Por cierto, si os gusta Instagram y seguís alguna cuenta de las dedicadas a París, seguramente habréis visto alguna foto de la Maison Rose, una casita-bar con las paredes de color rosa altamente recomendable visitar, aunque solo sea para fardar de foto en tu cuenta. Además, en algún momento de la vida anterior a sus paredes rosas, fue la residencia de Picasso en París.

Nuestra ruta terminó en la calle Pigalle que a mí me recordaba al modelo icónico de zapato de Christian Louboutin (llamado así en honor a esta famosa calle) pero que también es la calle que, entre otros muchos sex-shops y salas de espectáculos varios, se encuentra el Moulin Rouge (sí, otra peli que tengo que volver a ver). La calle en general no nos gustó mucho, pero al molino rojo hay que hacerle una foto al menos una vez en la vida.

moulin-rouge-rue-pigalle-paris-be-trendy-my-friend

Segundo día

Nuestro segundo día comenzó en el metro en dirección a la Torre Eiffel. Aunque ya la habíamos visto de lejos en los Jardines de Luxemburgo, y por muchos millones de veces que la hemos visto en películas o en libros, la realidad supera la imaginación. Verla aparecer entre los exclusivos edificios del distrito 7 no se puede expresar en palabras, pero admirarla justo delante de los Campos de Marte, el jardin delantero, es alucinante. Os comento que nosotros fuimos sábado por la mañana bastante pronto y ya había una importante cola de gente esperando para subir. También nos han dicho que merece la pena verla cuando empieza a atardecer porque iluminada es todo un espectáculo pero nosotros esa parte nos la reservamos para nuestro próximo viaje. Lo que sí os aseguro es que nosotros, a plena luz del día, le hicimos fotazas desde todos los ángulos.

torre-eiffel-paris-be-trendy-my-friend

 

Aprovechando que estábamos por esa zona, nos fuimos andando hasta el arco del Triunfo, otro monumento must-see que me sorprendió gratamente verlo en directo. Es mucho más enorme de lo que tenía en mi cabeza. Por otro lado, el tráfico de los Campos Elíseos es descomunal pero aun así la gente se atrevía a quedarse en una especie de isletas super delgadas que hay en medio de la carretera para conseguir hacerse la mejor foto con este monumento. O eso o que son fans de las Spice Girls y las querían emular

Con la satisfacción de haber visto los dos monumentos más importantes de nuestra lista, nos dedicamos a pasear viendo los lujosos escaparates de las boutiques de los Campos Elíseos y las avenidas que la cruzan en busca de la Avenue Montaigne, donde está el cuartel general de Dior, un imprescindible para mí que por algo este blog en realidad es un blog de moda y no una guía de viajes ;). Y así poco a poco, nos fuimos acercando al icónico puente de Alexandre III (nota mental, Julia Roberts y su anuncio para Calzedonia, no digo más) dejando a un lado el Grand Palais (lugar donde, entre otras muchas cosas, hace Chanel todos sus desfiles pret-à-porter) y el Petit Palais. Puede que esté siendo algo parca describiendo estos lugares pero no por ello quiere decir que no me impresionaran. Al contrario, eran bellísimos, pero llegó un punto en el que todo me parecía tan bonito, tan espectacular, tan colosal… que no sé en qué momento empecé a acostumbrarme.

torre-eiffel-puente-alexandre-iii-paris-be-trendy-my-friend

Tras fotografiar un millón de veces más a la Torre Eiffel desde el puente más bonito que he visto en mi vida llegamos (a pie en todo momento) a la plaza de la Concorde, famosa por estar coronada por un gigante obelisco de los de verdad y por albergar gran cantidad de edificios gubernamentales en un espacio gigante. En las fotos que hicimos no se aprecia la belleza de ese lugar por culpa del denso tráfico pero en mi retina queda grabado ese obelisco de por vida.

Y así como quien no quiere la cosa, nos metimos en el Jardin de les Tuileries, el nexo de unión entre la Plaza de la Concorde y el Louvre. Los jardines estaban a tope de gente y se convirtieron en el lugar perfecto para descansar a la sombra, refrescarse y tomar un tentempié, aunque para mi gusto los Jardines de Luxemburgo ganan en belleza.

Y a la salida de Les Tuileries ahí estaba, la famosa pirámide de cristal que nos advierte que hemos llegado al Louvre. (Por cierto, el Código da Vinci es otra peli que tengo que volver a ver). Lo ideal habría sido entrar a ver a la Gioconda y sus cuadros vecinos, pero el tiempo jugaba en nuestra contra, así que esta es otra de las cosas que nos dejamos pendientes para ver en otro viaje. De todas formas, admirar el edificio que la alberga desde fuera también merece la pena.

Y del Louvre al Palacio Real, o mejor dicho, a los Jardines del Palacio Real. Y es que había una placita que tenía especial ilusión por ver en directo. Es la plaza de las columnas que tantas veces había visto en Instagram. Necesitaba comprobar que era real XD.

plaza-columnas-palacio-real-paris-be-trendy-my-friend

De ahí cogimos la Rue Saint Honoré y dedicamos el resto del día a pasear por ella y visitar algunas tiendas icónicas como Colette, otro must de París. Caminando, caminando llegamos a la Rue Cambon… ¿os suena de algo? Es la calle donde Chanel tiene su cuartel general, que tampoco es nada del otro mundo pero que a mí me hacía ilusión ver. Karl no estaba por ahí. Shame! Terminamos nuestra ruta comercial en Galerias Lafayette, los famosos centros comerciales donde es difícil comprar algo (a no ser que seas millonario) pero que vale la pena visitar para admirar su cúpula acristalada y su estructura circular repartida en siete plantas parapateadas por balcones de estructuras modernistas.

Volvimos de camino a casa por la Rue Rivoli, que es una preciosa calle con vistas a los Jardines de les Tuileries compuesta por un pasaje con arcos donde es interesante mirar, también, al suelo, lleno de originales mosaicos. Aquí está el famoso salón de thé Angelina, aunque dicen que su especialidad es el chocolate caliente. Volveré en invierno para que me siente mejor.

Tercer  y último día

Para nuestro último día en París decidimos comenzar la ruta en el Hotel de la Ville, es decir, el Ayuntamiento, otro colosal edificio más que te deja casi sin habla y que cuenta con una plaza en la que se llevan a cabo diversos festivales de música y conciertos. De ahí nos fuimos al Museo Pompidou. Queríamos experimentar la sensación de admirar un edificio tan moderno y totalmente diferente a los edificios del siglo XIX con sus características paredes de piedra y buhardillas pintorescas que copan la ciudad. Y sí, es raro verlo ahí en medio y también ver esa fuente surrealista en honor a Dalí quien, por cierto, está mirando todo lo que pasa en su plaza a través de un propio grafitti de él mismo que hay en ella. Pero el grueso de la ruta venía con el adentramiento en el barrio de Le Marais.

grafitti-salvador-dali-plaza-museo-pompidou-paris-be-trendy-my-friend

Leímos que este barrio tiene mucha vida los domingos por la mañana. Las tiendas están abiertas (algo que no sucede en el resto de la ciudad), hay salas de exposiciones, gente improvisando conciertos por las calles y un mercadillo de antigüedades digno de ver. Y, bueno, yo tenía curiosidad por ver con mis propios ojos la brasserie La Perle, un bareto muy concurrido que se encuentra en pleno corazón del barrio donde ocurrió toda la locura de Galliano. Cuando lo vi, lo entendí todo. Este bar está en pleno barrio judío. Imaginad a Galliano, borracho, voceando y haciendo comentarios en contra de la religión judía… Si es que el alcohol no trae nada bueno, Galliano de mi vida…

Por ahí estuvimos paseando toda la mañana hasta que llegamos a la plaza des Vosges. De ella os diré que si os gusta el arte, tenéis que visitarla sí o sí. Aunque en el centro hay unos jardines, se puede rodear la plaza a través de sus arcadas. Y ahí es donde podéis admirar las galerías de arte de artistas super consagrados. A nosotros nos encantó dar esa vuelta y además nos vino fenomenal puesto que fue el único momento de todo nuestro viaje en el que cayeron unas gotitas de agua. Así que resguardados bajo esas preciosas arcadas nos fuimos despidiendo poco a poco de París.

plaza-des-vosges-paris-le-marais-be-trendy-my-friend

Sé que nos han quedado muchas cosas por ver, pero era nuestra primera vez en París y no queremos que sea la última. Nos han recomendado dar un paseo en barco por el Sena, ver la Torre Eiffel al atardecer, visitar la tumba de Napoleón y la Ópera de Garnier, entrar al Louvre a ver La Mona Lisa y, bueno, a modo personal, mi marido quiere ver la tumba de Jim Morrison (de hecho, el último día podríamos haber andado un poquito más allá de la Plaza des Vosges para alcanzar la pla za de la Bastilla y, a continuación, el famoso cementerio) … puede que ya esté haciendo nuevas rutas mentales para mi próximo viaje (aun sin fecha) a la que desde ya es mi ciudad favorita del mundo. ¿Qué más cosas y sitios de París me recomendáis ver? ¿Merece la pena sacrificar un día, a la próxima, para ir a Versalles?

Espero que os haya servido de algo mi guía y disfrutéis mucho de vuestro viaje. 🙂

 

 

Guardar

Guardar

Guardar

Compartir es vivir:
error

Olivia Palermo (a)prueba con el mix de estampados en el desfile de Schiaparelli HC

Lo de mezclar distintos anchos de rayas en los mismos colores ya nos lo sabíamos (y yo, al menos, me atrevo con ello de vez en cuando) pero Olivia Palermo tenía que dar un paso más. En el desfile de Alta Costura de Schiaparelli, la it-girl ha optado por esta mezcla y ha elevado a la categoría de «amazing» su look poniéndose una chaqueta con dibujos naïf de la firma francesa a los hombros.

¿Lo incluímos en nuestra lista de looks very-Palermo inspiradores de la semana u os parece que le han metido la prenda un poco con calzador?

Compartir es vivir:
error

A sus pies Ghesquière #LV #PFW

Terminó la semana de la moda en París y, por ende, la temporada de fashion weeks de la manera más grande, con el debut más esperado, el de Nicholás Ghesquière para Louis Vuitton (bueno, también es reseñable lo de Miu Miu pero será en otro post). Tengo que decir que el de Vuitton ha sido el único desfile que he visto en streaming y también es destacable que haya sido Trending Topic en Twitter, al menos en España, aunque imagino que si lo ha sido en España, lo habrá sido en muchos más paises, y eso es algo que puede pasar en una alfombra roja destacable (como la de los Oscars) pero que es muy difícil que pase en un simple desfile y además en horario de máxima audiencia como son las 10 de la mañana de un miércoles laboral.

La crítica ha caido rendida a sus pies, aunque a mi me habría encantado conocer la de la «sin pelos en la lengua» Cathy Horyn y es el que el rollo sixties plagado de faldas y vestidos campana, las cazadoras de pieles exquisitas y hasta los looks de pantalones (los más Ghesquières en etapa Balenciaga) se han llevado todos nuestros aplausos (incluidos los míos sí, enamoradita perdida me tiene), por no hablar de la expectación que había por ver su nueva colección de bolsos, los protagonistas reales de la firma. Y sí, ha dado en el clavo con Speedy de una sola asa y con menos logos que nunca, pero sobre todo por esos minimaletines que todas queremos (todas y todos). Propongo hacer hucha para compartirlos, deben ser impagables.

louis-vuitton
¡Amor a primera vista!

Con un front row de lo más discretito, nada de actrices recién oscarizadas ni de cantantes que arrastran masas, aquí el protagonista era el propio Ghesquière y su colección. Como debe de ser. Aunque reconozco que un poco de chicha en el front row siempre tiene su gracia. No digo que deba poner a Anna Wintour en segunda fila, como hizo Valentino, o llevarse a medio star system de Hollywood como Miu Miu, pero hubiera estado tannnn bien ver a Kristen Stewart apoyando a su amigo (vale! que tiene contrato con Chanel pero mira! a Chanel tampoco fue!). Otro detalle a destacar es que Rihanna se ha chupado todos los desfiles de Paris Fashion Week menos el de Louis Vuitton. ¿no estaba invitada? y más cosas, Cara Delevingne no abrió el desfile!! vamos, es que ni participó en él! sin embargo, abrió una de mis modelos favoritas de los últimos tiempos, la discreta Freja Beha Ericssen. Tampoco hubo lugar para Kardashians pequeñas desfilando, ella mejor que se vaya con los diseñadores más mediáticos como Lagerfeld, Jacobs o Tisci.

freja-beha-ericssen-louis-vuitton
El look beauty desaliñado es el único pero que le pongo al desfile

Como dice mi amigo Javier, en plena referencia al uso de persianas como único elemento decorativo del laberinto formado en el Louvre y lleno a rebosar, Nicolás ha abierto las persianas para que entre la luz a Vuitton, ¡por fin!

louis-vuitton
¡y se hizo la luz!
Compartir es vivir:
error

Mi 59 edición de Mercedes Benz Fashion Week Madrid

Viernes 8.50 de la mañana. Hora punta en Alicante y mi AVE con destino a Madrid sale a las 9 en punto. EN PUNTO. Si hay algo que agradezco del AVE, además de los enchufes en los asientos, es precisamente esa puntualidad estricta inglesa que han tomado por costumbre, aunque a mi, impuntual por naturaleza, me cree más de un microinfarto. El caso es que llego al tren por los pelos y ahí comienza mi aventura cibelina. He perdido la cuenta de los cibeles que llevo a mis espaldas pero recuerdo mi primera vez como si fuera ayer. En esa, mi primera, edición, no estaba acreditada porque no existía la acreditación blogger como tal, pero llevaba unas cuantas invitaciones de los diseñadores y con eso era feliz. El primer desfile de la vida de todos los que vi fue el de Ailanto y mi primera fiesta nocturna la de Ángel Schlesser. Creo que por eso tengo tanto cariño a estos dos (bueno, tres) diseñadores aunque mi presencia en ellos fue más gracias a mi amiga del alma, Mayka Jiménez, que por los propios diseñadores. Así que, a la que debería de tener (y de hecho le tengo) cariño de verdad es a ella.

En esta ocasión, la confirmación de la acreditación vino con 15 días de antelación. Algo que, para los que no vivimos en Madrid, agradecemos pues nos da margen de maniobra para poder reservar con tiempo suficiente alojamiento y medio de transporte, pero no siempre ha sido así. Ha habido ediciones en las que me he arriesgado a asistir  y en la misma ventanilla he tenido que gestionar la ansiada acreditación. Menos mal que hay cosas que cambian a mejor. (Por cierto, muchas gracias Hostal Persal por el alojamiento y el trato recibido, Oh My Cut Peluquería por hacer que mi pelo estuviera perfecto durante todo el fin de semana y Pura Cosmetica por hacerme un esmaltado permanente que a día de hoy todavía parece recién hecho)

A la derecha, con sombrero de Martin Lamothe
A la derecha, con sombrero de Martin Lamothe

¿qué diferencia hay entre estar acreditada y no estarlo? pues una diferencia abismal. Estar acreditada supone acceso a todos los desfiles  y asiento reservado en la grada de prensa (esto en la teoría, en la práctica no siempre ocurre que tengas un sitio asegurado). También se tiene acceso al backstage (algo que yo agradezco muchísimo) y al kissing room (la habitación VIP donde el diseñador brinda con sus invitados y con prensa por el éxito de la recién presentada colección). Con una invitación solo tienes acceso al Cibelespacio (lugar donde todos los patrocinadores montan su stand) y al desfile en concreto de la invitación, que si es la primera vez que asistes te parece maravilloso, pero en tu segunda vez ya te sabe a poco.

Sobrevivir a una fashion week como la de Madrid no es tarea fácil. La moqueta negra que inunda todo el cibelespacio carga tanto las piernas que da igual si llevas tacones de aguja como si llevas sneakers (comprobado), bueno, no es lo mismo, obviamente, pero quiero decir que con zapatillas tampoco nos libramos del sufrimiento. Encontrar comida es misión imposible si no tienes acreditación, porque el bar está en el backstage. Así que, al final, lo único que no falta es bebida (alcohólica). El stand que más cola tiene siempre es el de Solán de Cabras. En Cibeles, pues, siempre adelgazas. Aunque esos kilos se recuperan pronto cuando llegas a casa y te comes toda la nevera. Ansiedad lo llamarán algunos. Y como no tengas el 3G a tope, olvídate de retrasmitir nada en directo. El WIFI de Ifema está, pero como si no estuviera. Incomprensible pero real como la vida misma.

Lo bueno de Cibeles, para mi, es que como y bebo tan mal esos días que cuando vuelvo solo pienso en desintoxicarme y convertirme en la mujer más sana del mundo. También se agradece la desconexión mental de esos días. No hay lugar para crisis, ni hipotecas ni niños en mi mente, esos días solo pienso en mi y hacer eso dos veces al año, no hace daño, al contrario, hace tanto bien que la vuelta es como un 1 de enero para mi, lleno de propósitos, de ideas, de ilusiones renovadas (que luego no cumpliré pero que durante unos días me creo a pies juntillas).

En esta edición, me siento afortunada de haber podido ver en directo y en primera persona los desfiles de Etxeberría, de Martín Lamothe, de Teresa Helbig, de Moisés Nieto y, sobre todo, de Juan Vidal. Además, me he tenido la suerte de haber pasado por los vestuarios de Martin Lamothe y Ana Locking y haber conocido sus propuestas explicadas por las propias diseñadoras. Todo un lujo. Aunque he echado de menos a mi compañera de fatigas Ruth Martin. ¡no faltes más!

Juan Vidal gracias por existir
Juan Vidal gracias por existir

Pero algo hay que hacer con Madrid. Sigue coincidiendo en fecha con Londres y fuera de nuestras fronteras no existimos para la prensa y, me temo, que para los compradores. Cada edición se ve menos gente y cada edición hay menos famosos en los front rows (con la excepción de siempre de Davidelfin). Y lo de los famosos preocupa. ¿por qué? Pues porque no ven que la pasarela madrileña sea un lugar en el que dejarse ver para promocionar su imagen. Algo hay que hacer, cuando los diseñadores no se muestran creativos ante la pasarela. Hace años que dejaron el espectáculo a un lado y aprovecharon la pasarela para presentar colecciones demasiado comerciales. De esas que olvidas a los 5 segundos de haber visto (hablo en general). ¿por qué Chanel te lleva un iceberg a su desfile? pues porque, entre otras cosas, para eso sirve la pasarela, para dar espectáculo, para generar interés, para llamar la atención de la prensa y televisión, para que se hable de la firma en todas las partes del mundo. Aquí nadie es Chanel, está claro, pero dentro de las posibilidades de cada uno, debería aprovecharse. En cuestión de escenografía, Davidelfin puso una escalera metálica por la que aparecían todos los modelos y Andrés Sardá tuvo a Bimba pinchando en directo convirtiendo la pasarela en una sala de fiesta ¿algo más? Ion Fiz sacó a desfilar a un perro y Aristocrazy llenó de neones el escenario que bailaban al son de la música discotequera. No he visto todos los desfiles pero no creo que pasara mucho más.

Ojalá tuviera yo la solución. Soy una defensora a ultranza de la moda made in Spain pero creo que analizar y ver los fallos es el primer paso. Los diseñadores españoles tienen claro que tienen que vender fuera de España pues, por desgracia, en nuestro país no se valora su talento y los que lo valoramos no nos los podemos permitir. Pero vender fuera de España supone tener que invertir dinero en ferias como la de Tranoi en París. Juan Vidal, por ejemplo, ha aprovechado su premio en metálico en Who´s on next de Vogue Spain para poder estar en esa feria presente y de ahí salir al mundo. Madrid está bien porque tiene una infraestructura buena. Dispones de modelos profesionales, de un equipo de estilistas de L´oreal que se encarga de maquillaje y peinados y de los mejores fotógrafos. Te aseguras tener un buen catálogo de fotografías de tu colección que, seguro, te ayudará a vender más. Pero en Nueva York, por ejemplo, los compradores de webs tan prestigiosas como net-a-porter, My-Theresa y Moda Operandi, entre otros, se sientan en el front row de casi todos los desfiles. Por no hablar de los compradores de grandes almacenes como Barneys, Bloomingdale o Macys. Delpozo, por ejemplo, ha llamado  la atención de Moda Operandi y de mujeres influyentes dentro del mundo de la moda  como Miroslava Duma (Buro 24/7) que se pegan por estar en su desfile. Pero esto ha sido posible porque Delpozo ha emigrado a Nueva York. ¿habría pasado lo mismo si Josep Font se hubiese quedado en Madrid? está claro que no. Madrid no vende, aunque talento no le falta.

Se acabó la 59 edición y aunque veremos algunas de las propuestas de estos diseñadores en otros posts más específicos de tendencias, ésta es mi crónica, éste es mi resumen, éstas son mis dudas  y preocupaciones, y aquí lo dejo escrito. Ojalá en la próxima crónica que escriba sobre MBFWM, dentro de 6 meses, haya más respuestas que dudas y más conclusiones positivas. Hasta Septiembre!

Compartir es vivir:
error

En ocasiones veo doble, París #StreetStyle

Qué poco dura lo bueno. La semana de la alta costura toca a su fin y, una vez más, despliega más interés en la farándula que se monta a su alrededor que en los desfiles en si, por mucho que Chanel y Dior hayan querido llamar la atención con su calzado presentado y por mucho que lo de Valentino haya sido una obra de arte. Pero, de la misma manera que en la vida real vemos clones entre marcas high y low cost casi a diario, en el street style también vemos las mismas piezas en diferente color, mismos estilos… por no hablar otra vez del bolso más repetido de la semana

Emmanuelle Alt ha creado escuela. Su estilosa forma de llevar el abrigo cruzado con un cinturón de piel tiene legión de seguidoras. Seguidoras que no se cortan un pelo en copiar hasta el más mínimo detalle. A la izquierda, Emmanuelle en pasadas fashion week, a la derecha una #fan en esta Paris HC Fashion Week. ¿es la misma chaqueta jaspeada?

emmanuelle-alt-style

– Seguimos con Emmanuelle y es que su primer look de esta edición de Alta Costura de París fue imitado por otra fashion insider días después, aunque en otro color y en otra forma de llevarlo:

emmanuelle-alt-style-02

 

Anya Ziourova y Alexandra Golovanoff son objeto de múltiples reseñas en este blog. Las dos tienen estilazo, a veces de lo más parecido, aunque a Anya no hay quien le gane a atrevida (bueno, siempre quedará Anna dello Russo)En qué color preferís este abrigo de Miu Miu?:

alexandra-golovanoff-anya-ziourova-paris

 

Por cierto, ¿cuánta gente tiene este abrigo gris de Dries Van Noten? es preciosísimo pero visto una vez pierde toda su gracia:

natasha-goldenberg-dries-van-noten

Y para terminar, ¿este vestido no es el que lució Blanca Suarez hace unas semanas? Lo firma Zuharid Murad Efectivamente gana mucho sin el tirante del sujetador…

blanca-suarez-zuharid-murad

Como dice la periodista Ana Pastor, «Bendita Hemeroteca» 🙂

imágenes vía vogue spain, wwd, style

Compartir es vivir:
error

Los mejores abrigos del #streetstyle de Paris

Qué diferentes es nuestra fashion week respecto al resto del mundo mundial! Y esta vez no lo digo a modo de crítica. A juzgar por las imágenes captadas durante el street style de la semana de la Alta Costura en Paris, a los fotógrafos cazadores de tendencias les inspiran más los exteriores y, por tanto, los looks que las fashion insiders llevan a pie de calle, que la típica foto sacada en el front row del desfile de turno. En verano, y estilísticamente hablando, no habría mucha diferencia pero en invierno, en la calle, el elemento casi más importante para completar un look es el abrigo. Hemos visto cómo Emmanuelle Alt lo lleva cruzado y atado magistralmente, también hemos visto a Natasha Goldenberg lucirse en la Milan Fashion Week, y como siempre, a Anna dello Russo extrapolando su excéntrico estilo en cualquier detalle. Ahora toca ver al resto. Porque no solo ellas lucen abrigos.

street_style_alta_costura_enero_2014_956762635_800x street_style_alta_costura_enero_2014_451951068_1200x

Éste es el de Carven que lució Anna dello Russo en Milán:

street_style_alta_costura_enero_2014_197227465_1200x street_style_alta_costura_enero_2014_731377192_1200x

Hasta en este post nos aparece un bolso-perfume. #plaga!:

street_style_alta_costura_enero_2014_322664992_800x-1

Y esta divinidad de Dries Van  Noten ya se la habíamos visto a Natasha Goldenberg en Milán:

street_style_alta_costura_enero_2014_481498088_1200x street_style_alta_costura_enero_2014_247993612_1200x street_style_alta_costura_enero_2014_271502462_1200x

Emmanuelle Alt es fiel a su estilo y continua demostrándonos que domina como nadie la tendecia del cinturón ciñiendo el abrigo:

street_style_alta_costura_enero_2014_519079752_1200x street_style_alta_costura_enero_2014_94004286_1200x street_style_alta_costura_enero_2014_560194586_1200x

Atención a los bichos de Fendi que siguen colgando de los bolsos de las más fashionistas:

street_style_alta_costura_enero_2014_50861827_1200x

Lo que le gusta a Miroslava Duma una bota over-the-knee:street_style_alta_costura_enero_2014_691072731_800x

Todas las imágenes son de Josefina Andrés para Vogue Spain

Compartir es vivir:
error

Ya es Navidad en Printemps y yo quiero ir a París a verla en directo

Señoras y Señores, hoy estamos a 8 de noviembre pero desde ayer por la noche, en París, ya es Navidad «por culpa» de la inauguración de los escaparates navideños de ese boulevard del lujo llamado Printemps. Ya os avanzaba, por twitter, hace unos días una primera imagen, que el centro comercial había publicado, en la que Eva Herzigova, fotografiada por Mario Testino, vestida de Prada y con estilismo de Carine Roitfeld, acompañada de unos cuantos Santa Claus daba la pista: este año el colaborador estrella es Prada que se ha encargado de adornar los 11 escaparates, donde 4 de ellos tendrán vida propia. ¿y quién ha sido la encargada de desvelar tanto el cartel oficial como dichos escaparates? Pues Gwyneth Paltrow, vestida como no de Prada, quien voló expresamente desde L.A. para asistir al evento. Dicen que cada Navidad visitan el centro comercial unos 8 millones de personas atraidas por la belleza de estos escaparates las cuales realizarán el equivalente al 25% de las ventas anuales del centro. Ahí es nada.

La campaña publicitaria con Eva Herzigova y lo que viene a ser una auténtica obsesión por Santa Claus:

printemps-christmas-2013-eva-herzigova

El cartel oficial de Prada como diseñador invitado por Printemps para decorar su Navidad tiene un aire muy surrealista:

Prada_Printemps-Christmas-2013

El look de Gwyneth Paltrow, con vestido midi de Prada, para inaugurar la colaboración:

Gwyneth-Paltrow-in-Prada-Printemps-Christmas-Decorations-Inauguration-600x900

Uno de los fantásticos escaparates con vida propia:

gwyneth-paltrow-printemps

gwyneth-paltrow-printemps-02

Y aquí los planos de los otros tres escaparates animados, de la fachada principal que homenajea el momento con el que todos los niños sueñan (y los no niños) que es el de Santa Claus volando por el cielo con su trineo, sus elfos y los regalos; y finalmente, un plano del interior de la entrada principal que intenta ser una réplica de la Galería que Prada tiene en Milán:

Printemps-Prada-noel-vitrines-600x365

Printemps-Noel-Joyeuse-Obsession-By-Prada-Façade-600x398

printemps-prada

Sé que es un poco pronto y que entra hasta cierto agobio pensar ya en la Navidad y en la que se nos viene encima, sobre todo, a las que tenemos hijos pequeños, pero la verdad es que me gustaría teletransportarme, por unos minutos, a París para poder admirar estos escaparates en directo, ¿y a quién no?

dailymail, Luxury Activist y zimbio

Compartir es vivir:
error

Todas las invitadas a la fiesta VIP de Isabel Marant y h&m en Paris

El 14 de noviembre está a la vuelta de la esquina y el Team Isabel Marantxh&m ya calienta motores para la venta especial de la colección cápsula de la diseñadora francesa. Y como buena francesa que es, el pistoletazo de salida se dio anoche en Paris con una fiesta plagada de VIPS que ya lucen orgullosas sus Marants «low.cost».

Miroslava Duma se fue a Nueva York a celebrar el día de Giorgio Armani en la ciudad que nunca duerme pero su amiguísima Lena Perminova no se quiso perder el evento. Creo que no la había visto nunca vestida de esta manera, es decir, normal, con jersey de punto, pantalones navajos y las botas que auguran ser todo un éxito. Todo de Isabel Marant para h&m:

lena-perminova-isabel-marant-hm

 

Monísima la actriz January Jones con el top blanco calado y pantalones capri estampados en blanco y negro, sin duda alguna, uno de los looks más ponibles:

january-jones-isabel-marant-hm

Alexandra Golovanof, otra de las caras conocidas gracias a ser periodista de moda, asistir a todas las fashion weeks y salir en infinidad de blogs de street style. Vestía un dos piezas que h&m e Isabel Marant han sacado en forma de falda de volantes con los salones de tachuelas que, si son medianamente cómodos, entrarán en mi wishlist.

alexandra-golovanof-isabel-marant-hm

 

Atentas al vestidazo de Olga Kurylenko, también firmado por la Marant para h&m, el único riesgo es que solo es apto para cuerpazos como el de la actriz.

olga-kurylenko-isabel-marant-hm

 

El vestido que lleva Lou Lesage no le había prestado mucha atención en un principio (hay que ver lo que pierde una prenda negra cuando está silueteada y lo que gana cuando se ve en un cuerpo bien puesta) pero desde ya pasa a formar parte de mis favoritos. Perfecta Lou, además, combinándolo con el chaquetón gris.

lou-lesage-isabel-marant-hm

Las piezas sueltas están muy bien, pero las cosas como son, Freida Pinto va disfrazada. La chaqueta que, si no me equivoco es la prenda fetiche de esta colección (y la más cara) combinada con esa típica minifalda volantera Marantiana no encajan bien (cosa de incompatibilidad de estampados) y las botas (igualitas que las de la Perminova) son una pasada en otro look.

freida-pinto-isabel-marant-hm

 

Gorrita y chaqueta de punto para la guapa Astrid Berges Frisbey:

astrid-berges-frisbey-isabel-marant-hm

 

Y, para terminar, no me gusta el look pero si la cazadora con relleno de borreguito y detalles tribales de Alice Dellal:

alice-dellal-isabel-marant-hm

 

¿cuál es vuestra prenda favorita?

Compartir es vivir:
error

Mis imprescindibles de … Julio (hola verano)

Desde que hago esta sección me da la impresión que los meses pasan más rápido! pero el caso es que aquí estamos por tercer mes consecutivo haciendo este post en el que me gusta recomendaros algunos de los hallazgos que he encontrado el mes pasado o algunos de mis infalibles que comparto para que sean los vuestros también. Así que allá que vamos.

Julio. El mes de las Rebajas de verano.

Aunque hace ya unas semanas que veo ofertas y promociones en la mayoría de los comercios por los que paso, el 1 de julio es el día oficial en que empiezan y en el que, año tras año, tenemos la ilusión de encontrar el chollo de nuestras vidas. Confieso que hace un par de años que yo no lo encuentro pero, igual que con la lotería, yo sigo probando. Lo que sí aconsejo siempre, aunque luego no cumplo ni yo misma, es comprar en tiendas más especiales que las habituales, es decir, al menos en mi caso, en Rebajas, recurro a una lista de marcas favoritas que me voy haciendo a lo largo de toda la temporada y, bien sea online u offline (si me queda cerca), empiezo por ellas. Al salirme de la ruta Inditex-Mango-h&m, las Rebajas son más palpables, o al menos, merecen más la pena.Como ya os dije, en el post que les dediqué, mi marca número uno en esta lista es Dolores Promesas y ya sé qué me voy a comprar: ¿qué os compraréis vosotras? ¿alguna marca especial en mente?

dolores+promesas+rebajas
A la izquierda, mi última compra en Dolores Promesas. A la derecha, mi futura compra rebajil en Dolores Promesas

Soñemos con la Alta Costura.

Julio también es el mes de la alta costura de París. Desde hoy y hasta el próximo jueves, París y su Alta Costura, volverán a hacernos soñar con sus vestidos imposibles… o no, porque la crisis económica y creativa lleva unas cuantas temporadas haciendo acto de presencia. Personalmente opino que no es lo mismo desde que Galliano no está, Dior siempre era mi favorita y ahora ando huérfana de diseñador icono… hoy lunes han presentado colecciones Dior y Versace Atelier, mañana lo hará Chanel y Armani Privé, el miércoles será el turno de Elie Saab, Jean Paul Gaultier y Valentino y el jueves cerrará esta edición Zuharid Murad. (hay más pero he nombrado solo los más conocidos). Por el momento, lo más interesante parece que es la vuelta de Lacroix a la Alta Costura de la mano de Schiaparelli. Veremos si está a la altura de lo que se espera. A final de semana, seguramente el viernes, publicaré un post recopilatorio con lo más destacable de esta edición en cuanto a desfiles, street style e invitados.

Echo de menos el Dior de Galliano en la Alta Costura de París
Galliano, I miss you!

Para las que estamos más blancas que la leche. Caudalie

Olvídate de autobronceadores, ahora lo que se lleva es el tono bronceado y dorado que se consigue gracias a Piernas Divinas, la loción corporal con color de Caudalie que se encuentra en farmacias, parafarmacias y en su página web. ¿tienes una boda? ¿tienes calor y te apetece ir con las piernas al descubierto pero el color de tu piel aun no es el deseado? en mi caso, como ya os conté, puedo pasar el verano entero sin haberme bronceado ni un poquito, así que recurro a los milagros, que a veces existen, para mejorar mi color. El mes pasado descubrí esta loción corporal y ya soy adicta porque consigue dar a mis piernas un tono bronceado satinado bastante natural. Además, el color no es lo único natural de Caudalie, su contenido está formado por extracto de raíz de achicoria, algarrobo , aceite de uva y extracto de colza que hidratan, nutren y colorean nuestras piernas. El toque final lo aportan los nácares ambarinos y cobrizos que iluminan la piel así como un perfume que me recuerda a una mezcla entre vainilla y rosa. No os digo más, solo que tenéis que probarlo!

caudalie+piernas+divinas
Antes de que os surja la duda, no son mis piernas… ojala!

Para matar el hambre, las Snatts NatuChips de Grefusa

Para las que vivimos a dieta contínua día tras día, nos encanta hacer este tipo de descubrimientos. A mi me encantan, desde siempre, las patatas de bolsa así que cuando me invitaron a probar éstas que contienen un 70% menos de grasa y no están fritas sinó horneadas, no dudé un segundo en aceptar. Para mi son el snack perfecto. He probado las Barbacoa y las de Tomate, Queso y Orégano así que ya sé qué voy a tomar en mis aperitivos de verano si algún día llegan las ansiadas vacaciones. ¿Las habéis probado?

NATUCHIPS+grefusa
Las Natuchips de Grefusa, más naturales imposible!

Sección tecnológica. Quiero la NX300 de Samsung!

Esto no solo es el descubrimiento del mes, sinó del año entero. En cuanto vi la nota de prensa en mi correo electrónico surgió el flechazo. Quiero la nueva cámara de fotos de Samsung, la NX300, ésa que parece una cámara compacta por su tamaño pero en realidad es una réflex que además tiene conexión directa a las redes sociales. Con lo adicta que me he vuelto a Instagram, esta cámara en mi poder sería el acabose para mi! la parte mala (o buena según se mire) es que es cara, cuesta 699€ así que mantendré al límite mi adicción a las redes sociales gracias a que mi bolsillo no se la puede permitir, pero si alguien está dispuesto a hacer una donación generosa le estaré eternamente agradecido 😉

samsung+nx300
A mi wishlist de cabeza!

Una tienda on-line. ShopJeen

Si entráis en ShopJeen veréis que, en su mayoría, se podría catalogar de tienda friki donde las carcasas para móviles y tablets son el producto estrella. Sin embargo, yo a lo que quiero que prestéis atención es a la sección Apparel si, como yo, sois #teamYSl y no #teamSLwithoutyves. Lo que quiero decir es que las famosas camisetas fake con mensaje que inundan la red como Homiés o Ain´t Laurent without Yves están aquí a la venta a precios más que interesantes. Al menos, la de YSL, que es la que me he comprado yo y ya luzco por todos los sitios por los que me paseo, es de la misma marca que la de Asos pero el precio es mucho inferior. Y si pensáis que el sablazo cae en los gastos de envío (porque es una tienda americana) estáis equivocados, en shopjeen utilizan Correos como agencia de mensajería así que los gastos son bajos, por contra tiene que puedes tardar hasta un mes en recibir tu pedido aunque en mi caso fue de una semana escasa, pero con Correos nunca se sabe.

gary+pepper++aint+laurent+without+yves
Aquí la amiga Gary Peper luciendo LA camiseta como nadie

Feliz mes de julio! esperemos que el calor se porte y no venga con fuerza ahora para recuperar el tiempo que lleva perdido, aunque por si acaso, yo de vosotros, participaría en el sorteo que tenemos en marcha de I.C.O.N. para, al menos, porteger nuestro cabello de las altas temperaturas que promete traer consigo el mes más caluroso del año por excelencia.

Compartir es vivir:
error