Experiencia de uso: Contorno de Ojos Vera and The Birds

contorno de ojos vera and the birds experiencia de uso be trendy my friend

No suelo hablar de la experiencia de uso de un cosmético hasta que no llevo un tiempo utilizándolo por un claro motivo: en mi opinión el producto con efecto inmediato no existe, o al menos yo nunca me he topado con él, por lo que tras unos primeros usos, no puedo saber si ese cosmético cumple su función adecuadamente.

Lo único que puedo saber es si mi piel lo rechaza o no. Aunque si hablamos de cosmética natural, como la que hace Vera & the Birds, sé, de primera mano, que no me voy a encontrar con problemas de alergias, pero por si acaso ese primer uso me sirve de filtro.

Superado ese primer paso y la fase de prueba, esto es aproximadamente un mes utilizando un producto, me veo con la autoridad de poder hablar sobre él en función de mi experiencia de uso. Y eso es lo que voy a hacer hoy con el best-seller de esta marca ilicitana, es decir, con el contorno de ojos de Vera and the Birds.

Experiencia de uso: Contorno de ojos de Vera & The Birds

Cuando las ojeras te vienen de serie aprendes a convivir con ellas hasta tal punto que las sientes como parte de tu identidad. Tampoco es que les tenga cariño, a ese punto no llego, pero, tampoco es que me molesten.

Practico mucho el body positive en general y hacia todo el mundo, pero reconozco que es algo que me ha costado más aplicarme a mí misma y creo que, con la edad y la experiencia, lo voy consiguiendo. (Esto ha quedado muy de mujer madura pero según esta gráfica soy millennial, así que…). Pero no os miento si os digo que si existe algún cosmético que las pueda atenuar, en principio, me interesa.

Quizás es por eso que siento especial atracción por las cremas de contorno de ojos, una de las zonas más sensibles de la cara, en la que antes se marcan las líneas de expresión y que, por un motivo que no termino de comprender, no llegamos a cuidar como se merece. ¿Me equivoco?

En el caso del contorno de ojos de Vera and The Birds, que más de 150 opiniones verificadas lo avalen actualmente en la web propia de la marca da que pensar. Como mínimo, te planteas: ¿qué tendrá? Por algo será.

¿Quizás sean sus ingredientes? Veamos:

Aceite de jojoba para nutrir y suavizar las líneas de expresión, extracto de pepino o lo que es lo mismo, el descongestionante más famoso y efectivo del mundo, ácido hialurónico como ingrediente clave para hidratar al máximo la zona, alisar las líneas y, en definitiva, el responsable del efecto buena cara, caléndula (¿es necesario hablar ahora de sus propiedades calmantes y antiinflamatorias?) y vitamina E (sí, recordemos que a nuestra piel le viene muy bien buenas dosis de antioxidantes) son los principios activos clave que se concentran en este cosmético en un bote de vidrio, por cierto, reciclable, de 15ml (el tamaño habitual de cualquier contorno de ojos) que por la manera que viene presentado (con dispensador cuentagotas) cunde un montón.

Sí, cunde muchísimo y gracias al dispensador no se desperdicia producto y eso me gusta. Además, yo que podría ser la perfecta embajadora bloguera de productos acabados (¿existe esto o me lo acabo de inventar?), que no me gusta dejar ni una sola gota de producto, que para eso lo pago, acabo de abrir el bote y me debe quedar más de la mitad por usar. 28€ bien invertidos, sí señor.

¿Funciona?

Vayamos al grano, porque imagino que querréis saber qué podemos esperar de él. ¿Nos va a despigmentar la ojera? ¿Nos va a bajar el hinchazón de las bolsas? ¿Nos va a eliminar las líneas de expresión?

A ver, queridas, una cosa os voy a decir respecto a la tercera pregunta de arriba que es la que a mí me concierne: los milagros a Lourdes.

No, en serio, obviamente no va a terminar con ellas, ¡sería algo inaudito! Ningún cosmético lo va a hacer. Su función es la de atenuarlas al máximo y poderte hacer lucir una mirada más descongestionada, más relajada y más iluminada.

Lo que más he notado yo, en estos meses de uso es que efectivamente la zona del contorno de ojos está más hidratada. Otro punto a su favor que me parece interesante destacar es que no es nada graso. Y es que lo último que me hubiera faltado es añadir más brillos a mi cara. Iluminada sí, brillante no. Son dos cosas totalmente diferentes y, me atrevería a decir, que en el contexto en el que estamos hablando casi las podemos catalogar de opuestas.

No tengo claro si atenúa mucho las líneas de expresión. Hay que tener en cuenta que vengo de estar de vacaciones, he pasado menos horas delante del ordenador y eso, quieras o no, ayuda a que mi aspecto habitual de cara cansada esté más relajado. La hora de la verdad llegará ahora, en septiembre, cuando caiga en los brazos de la rutina laboral.

Por cierto, también se puede utilizar en la zona superior del ojo, justo en el espacio que hay entre la ceja y el párpado móvil superior. Pero no es recomendable usarlo sobre el párpado móvil porque hay peligro de que entre en contacto con el ojo.

En cuanto a su textura, para ser un sérum, se absorbe rápidamente, otro punto a su favor para las, como yo, perezosas con la rutina beauty. Pero es que además ayuda a que el corrector de ojeras se extienda bien. En el momento maquillaje es cuando se nota realmente que la piel está más lisa, elástica y uniforme.

Y referente a su olor, en la ficha de producto leo que contiene extracto de orquídea y neroli, pero es muy sutil, apenas lo noto. Otro minipunto. No es la primera vez que digo por aquí que no soy nada fan de la cosmética con aromas muy marcados.

Para terminar, me comentan desde la marca que también se puede usar como contorno de labios, al ser una zona muy delicada y que tiende a sufrir el paso del tiempo. No se me había ocurrido probarlo pero como cunde tanto, a partir de ahora lo utilizaré también ahí.

Veredicto

He probado otros contornos de ojos que como dispensador llevan el típico gel roll-on. Aunque no me gusta cómo se aplica de esa forma ya que así se arrastra el producto y al ser una zona tan sensible se arruga con más facilidad, lo que sí echaba de menos era el frescor que transmite este aplicador. Esa sensación de frío me ayudaba a descongestionar la zona.

Así que lo que hago es guardar mi contorno de ojos de Vera and the Birds en la nevera (a este paso voy a ocupar casi una bandeja entera de la puerta con cosméticos) y problema solucionado.

¿Lo volveré a comprar? Sí, aunque me gusta cambiar de marca porque tengo la manía (sin ningún fundamento científico, lo sé) de creer que si la piel o el cabello se acostumbran a un producto este no tiene el mismo efecto. Así que después de este contorno, para ser fiel a mi costumbre, seguramente probaré otra marca . Pero repetir, repetiré.

¿Conociáis la marca? ¿Habéis probado su contorno de ojos? Yo estoy deseando probar otros productos. De hecho, ya me he hecho con otro, concretamente la Mascarilla purificante con carbón activo y salvia. Creo que es un tratamiento perfecto para la vuelta de las vacaciones. Pero esto os lo contaré en otro post.

Compartir es vivir:
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.