Publi
*Viajes

Navidades en Marbella, why not?

Hace unas cuantas temporadas que tenemos como tradición despedir el año y/o dar la bienvenida al nuevo desde una playa. No lo podemos remediar, somos de costa, pero sobre todo, somos de sol, playa y mar en temporada baja.

Al vivir en la zona de Levante, el Mediterráneo ha sido siempre uno de nuestros destinos predilectos. Lo hemos recorrido de punta a punta española, desde la Costa Brava hasta la Costa del Sol. De él nos atraen un sinfín de cosas, además, por supuesto, de sus playas. El buen tiempo, el ambiente diurno con esa cultura del tapeo y el nocturno, la gastronomía, la arquitectura y, sobre todo, la gente y su alegría.

Así que este año hemos puesto nuestro punto de mira en Marbella por todos los motivos anteriores y porque tenemos familia allí a la que hace tiempo que no vemos. Ya toca. Y, como todos los viajes, y en general, todas las cosas que hacemos, las programamos estrictamente y con mucha antelación (ya me entenderéis cuando tengáis hijos si todavía no es vuestro caso pero no está de más que le echéis un ojo a esta infografía para sacar el máximo partido a vuestras jornadas) y aprovechando la ventaja de la familia, he diseñado un listado de cosas que hacer, sitios que visitar, alojamientos… por si os resulta útil en vuestra futura escapada a esta ciudad.

Diez cosas indispensables que tienes que hacer en Marbella

Uno. Buscar hoteles en Marbella. Sí, obviamente, lo primero que debéis hacer es buscar un alojamiento que se ajuste a vuestras necesidades. Nosotros, en esta ocasión, hemos reservado en el Barceló Marbella porque está perfectamente acondicionado para familias, algo vital para nosotros que nos llevamos a los peques. Durante las vacaciones escolares tienen ofertas con todo incluido, y además tienen un parque infantil, castillo hinchable y mini club. El niño se lo va a pasar en grande (y el bebé mirándolo también). Bueno, y nosotros. El hotel cuenta con gimnasio, sauna, baño turco y un gran solarium con camas balinesas. Can´t wait!!!

hotel-barcelo-marbella-en-be-trendy-my-friend

Dos. De playa en playa. Porque de eso se trata, de descubrir nuevos tesoros naturales. En esta ocasión no iremos a Nikki Beach por razones obvias (ejem. los babys) pero tenemos muchas ganas de ir a las dunas de Artola en Cabopino, un lugar con un ambiente mucho más relajado declarado Monumento natural desde 2001. ¿Habéis estado?

Tres. Perderse por el casco antiguo de Marbella. Y más en Navidad. Y más un jueves y con la app Flow Marbella descargada en el móvil. ¿Por qué? Pues porque la asociación de comerciantes del casco ofrece descuentos, degustaciones, regalos… todos los jueves. Además, esta es, quizás, la zona más bonita de toda Marbella. Sus pintorescas calles están llenas de típicos bares andaluces, tiendas de souvenirs, museos… es lo que todo turista desea.

Cuatro. Degustar la comida tradicional. Pensar en Andalucía y en su comida, es pensar en la cultura del tapeo y, como mucho, en el famoso gazpacho. Pero en Marbella también se come mucho pescaíto frito, sobre todo boquerones y los espetos de sardina. Para nosotros, que consideramos que probar la comida local de todos los sitios a los que viajamos debe ser obligatorio, nos vamos a dar unos homenajes que no lo quiero ni pensar. ¿Nos recomendáis sitios típicos?

absolut-marbella-espeto-de-sardinas-playa-al-fondo

Foto vía Absolutmarbella.com

Cinco. De postre: vino, que para eso la provincia de Málaga los tiene con denominación de origen.
Seis. Dalí. Sí, sí, no me he equivocado. En la tierra de Picasso hay un paseo marítimo lleno de espectaculares esculturas de bronce creadas por Salvador Dalí. Quiero una foto con cada una de ellas y pisar ese mármol amarillo del que está hecho todo el paseo.
Siete. Visita al parque de la Alameda. ¿Cómo no visitar un parque cuando vas con niños? De hecho, seguramente visitaremos más de uno, pero el de la Alameda, el gran pulmón verde de la ciudad de Marbella tiene un encanto especial.

Ocho. Ir de compras (o de paseo) a Puerto Banús.

Imposible estar en Marbella y no destinar una tarde a pasear por Puerto Banús, una de las zonas más glamourosas ya no solo de la provincia de Málaga sino de toda España. En este puerto deportivo de gran lujo es fácil encontrar gente con mucho poderío económico (jeques, magnates, grandes empresarios), grandes navíos y las boutiques más exquisitas. Y a mí que siempre me ha gustado casi más ir de escaparates que de compras, no me puede apetecer más ir a ver todo el despliegue luminoso y decorativo que, seguramente, habrán preparado por Navidad.

Puerto_Banús_Marbella

Nueve. Playa sí, montaña también. Porque Marbella es uno de esos lugares en los que puedes elegir si ir a la playa o a la montaña. Están igual de cerca. Nuestro punto de mira está en la  Sierra Bermeja de Estepona & Marbella, con un poco de suerte, hasta encontramos nieve. ¿Quién sabe?

Diez. Excursión obligatoria a Ronda. La he visitado unas cuantas veces y todavía me asombro cuando veo el gran puente colgante. Es una maravilla para los ojos cuya visita hay que hacer aprovechando que se encuentra a unos 60 km de Marbella. Quiero ver la cara que pone mi hijo cuando la vea por primera vez. ¡Maravilla!
¿Crees que falta algún detalle o algún sitio indispensable para visitar que no aparezca en el listado? ¡Comenta, please!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Publi

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies