PFW: Lanvin Fall13/14

Alber Elbaz sigue dando una vuelta de tuerca más a su mujer Lanvin, para el próximo invierno se deja de delicados vestidos de coctel y drapeados de mujer fatal, para vestir a una mujer mucho más joven y sin tantos quebraderos de cabeza para colocarse lo primero que pilla en el armario.

El desenfado es la clave de la colección, looks relajados, despreocupados pero muy femeninos. Personalmente reconozco que la colección me ha tirado nada más ver esos collares sobre las modelos, un simple vestido negro con estola quedaba niquelado con las letras gigantes Help colgando de una cadena. Otra de las claves para bajar los looks puramente Lanvin a la tierra son los zapatos, tipo Oxford y lejos de taconazos y bailarinas.

En cuanto a las prendas es un batiburrillo de cortes y estilos, vemos cinturas años cincuenta con faldas de vuelo, así como segundas pieles muy Margiela (aunque poco conseguidas), vestidos años 20, estolas, “sudaderas”, gowns de noche minimalistas y asimétricos. Podría seguir eternamente describiendo cada una de las piezas, pero la colección habla por sí misma.

Esta vez aunque siguen presentes las arañas e insectos trepando por las prendas, así como las flores y los volantes, son las palabras lo que definen la colección. Alber Elbaz hablaba emocionado del significado real de las palabras en un mundo en constante evolución y que cada vez más usa y deshecha a sus líderes tanto como la mismísima moda.

Un trasfondo muy profundo, aún así, yo me calzaría cada día un collar maxi de Lanvin para recordarle al mundo mi amor, mi odio, que necesito ayuda y por supuesto, que soy cool.

lanvin (1) lanvin (2) lanvin (3) lanvin (4) lanvin (5) lanvin (6)

Compartir es vivir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.