Descubriendo el mundo de los refrescos premium con Indi&CO #indiexperience

Si te ponen delante un zumo de naranja recién exprimido y un zumo de naranja embotellado, ¿cuál te tomarías? ¿Cómo te gusta más la comida: cocinada a fuego lento o en el microondas? La respuesta es obvia, ¿verdad? (Donde esté el slow food… #salivando). Pues algo similar a esto llevo pensando desde que el mes pasado tuve la oportunidad de visitar la destilería artesana de Indi&Co, la última del Marco con Denominación de Origen de Jerez, la única tónica que conozco en el mercado que es completamente natural, sin edulcorantes ni aromas químicos, donde todo procede de los botánicos que se emplean en su proceso de maceración y destilación.

El pasado 11 de febrero, un grupo de periodistas y bloggers fuimos invitados a conocer esta particular destilería artesanal que se sitúa en el Puerto de Santa María, en Cádiz. (Puedes leer toda nuestra experiencia contada a tiempo real bajo el hashtag #indiexperience en twitter e instagram). En ella pudimos ver cómo se trabaja con seis alambiques idénticos a los que ya se utilizaban en la época árabe y nos mostraron cada uno de los botánicos  con los que crean todos los sabores de Indi&Co, a cada cual más sabroso. La mayoría de ellos, por cierto, son de origen andaluz como la piel de naranja, la mandarina, el limón y las flores de azahar de Sevilla, pero también hay otros que vienen de muy lejos como el yuzu japonés, la lima persa, la kewra de la India, o el cardamomo de África.

botanicos-indi-co-destileria-puerto-santa-maria-be-trendy-my-friend
Me resultó muy interesante descubrir cómo en Indi&Co consiguen que el color y el aroma de sus bebidas perdure en el tiempo. El proceso es tan simple como someter los botánicos elegidos a una maceración con alcohol (un alcohol, por cierto, muy refinado que ya cuenta con cinco destilaciones previas). Con el paso del tiempo el alcohol, que en principio es transparente, va cogiendo el color y el aroma que le otorga el botánico. Así, la maceración es el comienzo del camino de la extracción del aceite esencial, el aroma y el sabor del botánico, pero el proceso continua en la destilación donde se termina de extraer todo el potencial del botánico. FYI: el proceso es muy similar al que tendríamos que hacer para crear un perfume, es más, los árabes utilizaban estos mismos alambiques incluso en la alimentación y con algunas medicinas.

Hasta 20 semanas aguantan estas garrafas de cristal la maceración
Hasta 20 semanas aguantan estas garrafas de cristal la maceración

A pesar de que hoy en día la mayoría de alambiques industriales son de acero inoxidable, en Indi&Co contínuan utilizando los alambiques de cobre pues este metal es el que mejor transmite el calor. Otra de las cosas que diferencia esta destilería de las industriales es que sus alambiques funcionan al baño María, es decir, tienen una puertecita donde introducen un recipiente de agua y la ponen a calentar. Cuando ese primer recipiente está muy caliente, empieza a calentar el siguiente que es el que realmente contiene lo que se quiere destilar. De esta manera, el agua ejerce un efecto filtro y evita que el fuego entre  en contacto directo con el botánico y no lo podrá quemar.

El proceso de calentamiento es mucho más lento (en Indi pueden llegar a tardar entre 6 y 7 horas, puede que algo menos si estamos en pleno agosto cuando la temperatura exterior puede llegar a superar los 40ºC con suma facilidad), pero el resultado merece la pena. ¿Qué aroma y sabor piensas que perdura mucho más: el químico o el de origen vegetal? Este es uno de los secretos de Indi&Co, cuando lo catas es cuando valoras y entiendes que los adjetivos que mejor lo definen son: natural, artesano y auténtico. Y claro, después de probarlo, ya no quieres otra cosa.

De lo obtenido en la destilación se le añaden zumos naturales de diferentes cítricos como el limón, la lima o la naranja del Valle del Guadalquivir, azúcar blanca y de caña y agua purificada, y el resultado es INDI, una de las tres mejores tónicas del mundo según el Bar Convent Berlín, el salón de coctelería que en su primera edición contó con más 10.000 profesionales del sector.

Foto de familia en la destilería de Indi&Co
Foto de familia en la destilería de Indi&Co

Después de visitar la destilería, comer en Tabanco Aramburu, un restaurante de comida gaditana altamente recomendable, y volver a nuestro hotel en Sevilla, nos pusimos nuestras mejores galas para adentrarnos en un simulado speakeasy dentro del Bitter´s Bar, una coctelería muy cool que hay en Sevilla. De esta experiencia tan original me traje para casa muchas recetas de cócteles con el resfresco Indi&Co como ingrediente estrella que ya estoy deseando preparar. Ya os mostraré en otro post alguna de estas recetas pero para que os hagáis una idea mirad qué mal lo pasamos:

be-trendy-my-friend-speakeasy-bitter-bar

Muchas gracias Indi&Co y Oak Power por el trato recibido, en especial a María e Iris; a Sergio Millán, el bartender de Bitter´s Bar, y al chef Antonio Paez que nos preparó una degustación perfecta para maridar con esos cócteles y, por supuesto, a todos mis compañeros de viaje. Espero coincidir más veces con vosotros.

¿Te tomarás esta noche una ginebra con tónica Indi a mi salud? #TGIF

 

 

Compartir es vivir:

Viaje de prensa con Ponche Caballero

Si recordáis, hace un par de semanas compartimos por aquí un cóctel que habíamos elaborado con la nueva botella de Ponche Caballero como ingrediente principal. Fue una especie de concurso en el que participamos varios bloggers y cuyo premio era un viaje al Puerto de Santa María (Cádiz) de donde es originaria la firma. Pues bien, como ya os podréis imaginar, mi cóctel resultó ser uno de los ganadores lo cual no me pudo alegrar más porque fue un viaje inolvidable.

Siempre es gratificante embarcarte en nuevas experiencias, viajar a sitios nuevos (¡nunca había estado en Cádiz!) y conocer a gente. Lo cierto es que me fui un poco a la aventura, sola y sin conocer a nadie pero cuando llegué a la estación de Atocha (el punto de encuentro elegido para que todos los bloggers y periodistas elegidos nos fuéramos juntos al sur) me encontré con caras conocidas (¡y tan conocidas! Amigo Charlie, ¡el destino nos volvió a unir!), con viejas amigas (Raquel, ¡cuánto tiempo sin vernos!) y con nuevos compañeros de ruta (Rocío, mi pareja de viaje, ¡qué gran descubrimiento querida!).

photocall-ponche-caballero-be-trendy-my-friend+
De izq a dcha: Charlie, yo, Rocío, Luis (de Glamour Narcótico) y Manu (El señor de las Gafas Amarillas)

Pues estas personas y unas 30 más nos unimos al Team Ponche Caballero por una noche en el impresionante Castillo de San Marcos (en el Puerto de Santa María) y celebramos el más de un siglo de existencia de la bebida con una espectacular fiesta donde se sirvieron los cócteles ganadores, donde un chico de gran espalda y elásticas extremidades se colgó del cielo y nos maravilló con sus acrobacias, donde encendimos farolillos y pedimos un deseo y donde disfrutamos hasta altas horas de la madrugada (y hasta aquí puedo leer ;)) de la vida, la amistad, el bloguerismo y el Ponche Caballero (con su renovada botella plateada).

Al día siguiente, la resaca quiso acompañarme a Jerez pero no pudo conmigo. Quería seguir disfrutando de este maravilloso viaje de prensa y tocaba conocer una de las bodegas más antiguas de Jerez, las bodegas Lustau. El vino en general es una de mis debilidades, y aunque soy muy de los de Alicante (la terreta tira), el menú degustación que nos dieron a probar maridado con todos sus vinos finos fue poco menos que excepcional y altamente recomendable. Si estáis planeando viajar a Cádiz, reservar un hueco para visitar esta bodega, merece la pena también por el bellísimo emplazamiento en el que se encuentra.

bodegas-lustau-be-trendy-my-friend
Cata de vinos en Bodegas Lustau (Jerez de la Frontera)

Desde aquí quiero dar las gracias a Laura y a Bolboreta Agencia por haber hecho posible esta experiencia y por su impecable organización. También quiero agradecer a todo el personal de Ponche Caballero y Bodegas Lustau, así como al Hotel Monasterio San Miguel (donde nos alojamos) por el buen trato recibido. Me he quedado tan encantada con la experiencia que estoy planteándome hacerme bloguera de viajes, gastronomía y, por supuesto, bar woman. ¿Qué no?

Podéis ver todas las imágenes que hice en el viaje en el facebook de betrendymyfriend.

Compartir es vivir: