#Wishlist para los Reyes Magos (sí, ¡ya!): HP Pavilion x360 #rompelasreglas

Desde que soy madre me he tenido que convertir, por obligación, en una persona mucho más precavida, previsora y organizada de lo que ya era (lo cual era fácil porque antes era 0 de todo). Y desde que tengo un hijo con edad de querer los juguetes más demandados de la campaña de Navidad (es fanérrimo de Star Wars) que me esmero en preparar tempranito la carta a los Reyes Magos para avisarles con suficiente antelación. Pero este año tengo un slogan: #rompelasreglas así que voy a ir un paso más allá. He decidido que también yo voy a madrugar para escribir mi wishlist y la primera cosa que voy a incluir en mi lista es un HP Pavilion x360. A continuación enumero los motivos para convencer a “Sus Majestades” de que realmente lo necesito en mi vida.

Es un portátil personalizable, lo cual quiere decir que lo puedo usar como el clásico portátil para trabajar, lo puedo poner en modo atril para ver mis series (en el poco tiempo libre que me queda) y también acepta la posición en modo tienda de campaña para jugar o como tablet (mi hijo me lo quitará en cuanto me descuide).

Tiene más opciones de hardware que incluyen una pantalla de alta resolución, una mayor variedad de colores y tarjeta gráfica. Requisitos que son indispensables para mejorar mi rendimiento durante las muchísimas horas de trabajo que puedo pasar delante de él.

– Cuenta con la tecnología de Bang & Olufsen y B&O Play audio, algo que voy a agradecer cuando le enchufe mis cascos para escuchar música mientras trabajo o para no perderme en los diálogos de las pelis que suelo ver mientras viajo.

hp-pavilion-x360-02

El color de la carcasa me es indiferente porque me gustan todos y es que la selección no puede ser más bonita: plata, rojo, púrpura y verde-menta para el portátil de 11 pulgadas y plata y rojo para el de 13 pulgadas.

La batería dura más, en concreto 8 horas y 15 minutos para el de 11 pulgadas (el tiempo perfecto pues son justo las 8 horas que debería durar mi jornada laboral así que cuando ella se acabe, se acabó el trabajo) o 10 horas y 45 minutos de autonomía para el de 13 pulgadas.

– Cuenta con un teclado retroiluminado, lo cual es perfecto para esos momentos de escasa luz.

– Si no es mucho pedir, tampoco le haría un feo a los coloridos altavoces inalámbricos (que siempre vienen bien para animar el ambiente), el ratón bluetooth o inalámbrico (nunca fui amiga del ratón incorporado) y de cualquier funda para resguardarlo.

– Sé que el precio es lo de menos que por algo ustedes son Magos, pero para quien esté leyendo este deseo el de 11 pulgadas cuesta 479 euros y el de 13 pulgadas 599 euros. Sí, es un regalazo, pero estoy segura de que con lo dependiente que es mi trabajo de un ordenador, con las horas que paso delante de él y, como buena blogger, con lo que me desplazo contínuamente, lo amortizaré en pocos meses.

– Además quiero revivir mi cuenta de Vine con algún epic video como cualquiera de éstos tomados con un HP Pavilion X360:

¡Lo más! Aunque yo no me veo saltando hacia una puerta de cristal en llamas ni atrapando a un ladrón que se quiere llevar mi portátil… tendré que dar rienda suelta a la imaginación dentro de mis posibilidades.

¿Ya tenéis pensada vuestra wishlist de cara a las próximas navidades?

Compartir es vivir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.