Mi descubrimiento del mes: Agua micelar de Bioderma

Todo empezó hace un mes en uno de los sorteos navideños que hicimos en Fashionisima. No era de Bioderma (como podríais erróneamente imaginar si habéis leído el título de este post) sino de Garnier. Sorteábamos un lote de productos, a cada cual más apetitoso, a cambio de que las lectoras compartieran su producto cosmético favorito de la marca. Mi sorpresa fue que la mayoría se decantó por la BB-Cream (que tengo pendiente probar pues tanto consenso no puede ser una casualidad) y por el agua micelar. Y entonces me acordé de un post que había escrito mi compañera Irene, experta en belleza, sobre el desmaquillante omnipresente en la Nueva York Fashion Week.  Y es que no me digáis que no es, cuanto menos, curioso, que todos los profesionales de belleza utilicen el mismo desmaquillante de una firma que, al menos de manera oficial, no era patrocinadora de esa Semana de la Moda.

Agua Micelar Bioderma

Así que decidí autorregalarme el agua micelar de Bioderma en Reyes. En un principio, estuve buscando vía online y encontré buenas ofertas pero finalmente, y dado que ahora casi vivo allí, la compré en mi farmacia. Craso error porque al final me ha salido más caro. Para que os hagáis una idea, lo encontré por poco menos de 10 euros en varias eshops y en la farmacia me ha costado más de 15 euros.

¿Y cuál es mi veredicto? Pues como podréis imaginar es bastante positivo. Tengo la piel muy pero que muy sensible y casi todos los desmaquillantes que había probado hasta ahora me la irritaban, por no decir de los desmaquillantes de ojos, que por muy específicos de esa zona que fueran, casi siempre me picaban. Hasta ahora. Para mí el agua micelar de Bioderma (y hablo de esta en concreto porque la verdad es que es la única que he probado, no sé si serán todas igual de buenas) ¡es milagrosa! Sirve para limpiar tanto el rostro como los ojos, no reseca, no produce rojeces ni picaduras en zonas sensibles. Y, por supuesto, no tiene parabenos. Y además, qué queréis que os diga, me considero un poco dejada a la hora de seguir rutinas de belleza (aunque estoy intentando cambiar esto con ayuda del blog) y tener dos productos en uno (pues sustituye a la leche y el tónico de toda la vida) para mí es un SÍ ROTUNDO. La uso tanto por la mañana, nada más levantarme, como por la noche, justo antes de irme a dormir y, en concreto, la mía es la del tapón rosa que es la que aconsejan para pieles normales que tiran a secas. También podéis encontrar la del tapón azul que es ideal para pieles deshidratadas (vamos, para las secas-secas) y la del tapón verde que está aconsejada para las pieles más grasas y con tendencia al acné.

W Magazine Rosamund Pike

Dos cosas a tener en cuenta:

– He leído varias reseñas por la red sobre este producto y me ha llamado la atención que muchas lo utilizan también para desmaquillar los labios. Yo no lo he usado y además en las instrucciones del producto sólo habla de rostro y ojos (sin embargo en el de Garnier sí lo especifican). Pero parece que a estas chicas les funciona bien así que it´s up to you!

– Una de las cosas que aprendí en mi visita a la fábrica de Germaine de Capuccini es la de leer bien la fecha de caducidad de los cosméticos. Este producto caduca a los 12 meses de abrirlo con lo que me parece una idea más que interesante anotar, en su base, la fecha en la que se abrió para que no se nos pase.

Por ponerle un pero diré que el precio me parece un pelín excesivo (aunque esto es relativo y va en función de lo que pueda durar), así que cuando acabe con ella, le daré una oportunidad a la de Garnier (el bote de 400ml está en torno a los 5 euros). BTW, ¿conocéis alguna de otra marca que os funcione bien?

Agua Micelar Garnier