Mi reto en febrero: Cuidar el cabello #RetosBTMF

Febrero será muchas cosas: que si el mes más corto del año, que si el mes del amor, que si el mes de las segundas rebajas… pero no se le conoce precisamente por ser el mes de los propósitos. Para eso ya está enero. Pero como servidora es un pelín rebelde, pasa de rebajas (bueno, esto no es del todo cierto, pero si ya me cuesta encontrar ropa adecuada para mi nueva figura, más difícil veo dar con ella en el montón de los chollos de turno), pasa de amores (no literalmente, quiero mucho a «mis chicos» pero durante todo el año) y pasa de propósitos de año nuevo (total, le pedí salud al nuevo año y el pequeñajo entró en el 2015 con una varicela de las que asustan). Pero sí me encanta ponerme metas alcanzables y realistas que me motiven a ser y estar un poco mejor. Y como he decidido que el momento de retomar el blog es ahora y, casualmente, empezamos el mes de febrero, pues ahí va mi primer reto: el cabello.

pelo pelirrojo sano

Sí ya sé que dicho así de manera general queda como muy ambiguo. Algun@s diréis: ¿Qué le pasa a esta chica con el pelo? ¿No se lo lava porque a Miuccia le ha dado por el pelo graso o acaso se ha apuntado a la moda de los famosos del «noo poo challenge»? Nada de esto, que no cunda el pánico que no soy tan fashion victim. Simplemente he decidido cambiar hábitos durante todo lo que dure febrero para comprobar resultados. No me extiendo más. Esto es lo que voy a hacer:

Cortarme el pelo. Sí, empiezo por lo obvio. Reconozco que soy una perezosa a la hora de pisar una peluquería. No me gustan. Lo siento pero es así, pero si quiero que mi reto funcione bien tengo que cortar por lo sano y eso es por lo menos cuatro o cinco dedos de largo y no me veo capaz de marcarme un DIY. #ByebyePeloLargo #holamediamelena.

Karlie Kloss Vogue US 2013

Exfoliar. Como mi pelo no es excesivamente graso sólo le haré una exfoliación en todo el mes así que me pongo en #ModoAhorroOn, mi exfoliante será casero y contedrá ¼ de taza de aceite de oliva (o aceite de almendras) y ¼ de taza de azúcar moreno y lo pondré en práctica con el pelo mojado antes de lavar.

Lavarme el pelo con los productos de I.CO.N. entre 3 y 4 veces por semanaYa hablé de ellos en una ocasión, y ahora vuelvo a la carga con su línea Hydration compuesta por champú Drench, acondicionador Free y tratamiento hidratante Inner Home. Me gustan porque no contienen sulfatos (y últimamente sólo quiero que mis cosméticos sean lo más naturales posibles), no modifican el color del pelo (interesante para las que llevamos tinte) y contienen ingredientes antienvejecimiento (con lo que podrían ser considerados auténticos BB-creams para el cabello). *Esto es un #párrafonopatrocinado así que si utilizáis o conocéis productos similares (y cuando digo similar me refiero tanto a sus características como a su precio), ¡compartidlos! Además, dicen que es bueno cambiar de champú cada 3 meses como máximo.*

Cambiar mi alimentación. En realidad, debería de decir: añadir nuevos alimentos a mi dieta. Alimentos sanos que contribuyan a que mi pelo esté más hidratado y tenga más brillo. Os transcribo algunos datos que he encontrado en Cosmopolitan:

desayuno sano

1. Para prevenir su envejecimiento: ácidos grasos esenciales, es decir, mucho aceite de oliva, el pescado azul y los frutos secos.

2. Para fortalecerlo: vitamina B2, presente en legumbres, lácteos, carnes magras y en las nueces.

3. Para prevenir el cabello graso: vitamina B6 que encontraremos en la naranja, el plátano, los cereales (integrales) y hortalizas.

4. Para estimular su crecimiento: vitamina B7 , presente en el yogur, el melón, los cítricos y las legumbres.

5. Para prevenir su caída: vitamina B8 que encontraremos en la yema del huevo y el tomate.

6. Para mantener el color del pelo: vitamina B9, por cierto, ideal para embarazadas pues contiene ácido fólico, presente en el tomate, las hojas verdes, la zanahoria y el perejil.

7. Para mantener el pelo brillante nos funcionará el azufre que contienen algunos alimentos como el huevo, la cebolla, los espárragos y el ajo.

8. Para mantener en general tanto el cabello como la piel, necesitaremos añadir el zinc presente en los frutos secos, el ajo, la cebolla, las lentejas, las alubias y los garbanzos.

9. Para protegerlo de los rayos UVA: vitamina E, presente en el aguacate, el pepino y, en general, los vegetales de hoja verde.

Tratamientos extra caseros. Cuando era una adolescente estaba enganchada a los potingues caseros. Los leía en las revistas de Ragazza&cía que entendían que la paga semanal que nos daban los padres no era lo suficientemente generosa como para darnos para invertir en tratamientos hipercaros. El caso es que unos cuantos años después, el dinero sigue sin sobrarme, y como ya he invertido en la peluquería, en los productos I.C.O.N. y en la lista de la compra de alimentos de arriba, me vuelvo a animar con un DIY. Mi intención es probar una mascarilla diferente a la semana y la única que veto es la del vinagre que sí, deja el pelo hiperfino pero no compensa el olor que ni yo misma puedo soportar (y hablo con conocimiento de causa porque la del vinagre fue una de las «genialidades» que probé en mis años de instituto). Y aunque tengo unas cuantas anotadas que quiero probar, si conocéis alguna infalible que ayude a hidratar y dar brillo al pelo, ésas son mis prioridades. Os las iré contando a lo largo del mes.

  Y ahora que ya he escrito la parrafada, que ha quedado claro que me he informado y que estoy a punto de dar al botón publicar, no tengo más remedio que cundir con el ejemplo e intentar cumplir con  mi propósito. ¡A finales de mes os cuento!

Un comentario en “Mi reto en febrero: Cuidar el cabello #RetosBTMF”

  1. Hola Silvia,
    Este post es muy constructivo, creo que me voy a sumar a tu reto.
    Te invito a visitar mi blog y a comentar mis looks.
    Un saludo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.