Mi opinión: la nueva revista Grazia España

Sé que voy con unos días de retraso, de hecho, los que estáis al tanto del nacimiento de Grazia en España ya sabréis que dentro de dos días hay número nuevo en el mercado porque es una revista semanal, pero me he reservado la opinión hasta ahora porque quería leerla bien, matar dos pájaros de un tiro y hablar también de la web. Si me seguís por twitter o instagram, también sabréis que tuve el placer de compartir merienda hace dos semanas con Charo Izquierdo (directora de la revista), con Natalia Bengoechea (directora de moda y belleza) y con Patricia Rodriguez (redactora y, además, simpática blogger que se esconde tras el veterano blog que tanto me gusta shopaholic), además de con algunos compañeros blogger. Podéis vernos a todos en la recién estrenada web ya que nos hicieron un pequeño reportaje de fotos a todos los asistentes en el que, por cierto, se ve claramente quién es egoblogger y quién no 😀 y, por tanto, quién sabe posar y quién no (yo).

En fin, a lo que vamos. Grazia estará en los kioskos todos los miércoles y, aunque su precio de lanzamiento ha sido de 1€ y su grosor comparable al de una revista de moda mensual (como Vogue, para que os hagáis a la  idea), su precio habitual será de 1,50€. En cuanto al número de páginas, presumiblemente, será similar al de este primer número. Bien!

Portada_revista_Grazia_febrero_2013
La portada nº1 de Grazia España es para Cara Delevingne

En Grazia se venden a si mismos como la revista semanal de moda y actualidad más leída del mundo. No tengo cifras para contrastar estos datos que supongo ciertos pero lo que sí es verdad es que en su interior hay mucha moda y mucha belleza (quizás para ellos ambas cosas son moda pero a mi me gusta hacer siempre esta distinción) y también algún que otro reportaje de actualidad. Así que para las que sois como yo, unas obsesas de la moda, ésta es vuestra revista.

Y como toda revista de papel, necesita sus anunciantes para poder subsistir. Este primer número tiene un total de 176 páginas de las cuales 46 son de publicidad (5 dobles y el resto de una sola página). No sé si es mucho o poco, pero a simple vista me parece normal (teniendo siempre en cuenta lo que hacen las demás revistas) que no quiere decir que me guste ver publi en las revistas, pero es lo que hay y a falta de que alguien invente una técnica de publicidad diferente y por tanto más efectiva que la existente, tendremos que seguir conviviendo con ellas.

Otra cosa destacable de la revista es que la mayoría de contenidos son propios. Desde dirección nos dijeron que también tirarían de archivo (que tienen mucho teniendo en cuenta que Grazia está presente en otros 22 países) pero, en un primer vistazo me atrevería a decir que la portada (Cara Delevingne, muy apropiada por cierto para una revista que quiere potenciar que es especialista en moda) es lo único que no lleva el seño español. ¡Así que un punto a favor!

Y  ya que estamos hablando de puntos a favor, otra novedad que, a priori, parece lógica pero que no se cumple en casi ninguna revista de moda es que el papel y la web van cogidos de la mano por el mismo camino. Así podemos ver cómo la web, tiene contenidos propios y exclusivos pero, a su vez, también sirve de trampolín (o de avance) a algunos de los temas que con más o menos extensión se tratan en el papel unos días después. Y cuando digo que papel y web se compenetran también incluyo a las redes sociales. Grazia España está presente en Facebook, Twitter, Instagram y Pinterest de manera muy activa.

Captura de pantalla 2013-02-12 a las 16.09.58
¡Yo! el día que nos presentaron la revista a algunos bloggers

Dejando a un lado el papel y centrándonos más en la web, además de la interesante sección de blogs que componen esta cabecera (con Mayte, Patricia o Carla que, como son amigas, me apetece nombrar y felicitar públicamente), en Grazia.es hay una destacable sección de street style. Hasta el momento (y hablo de apenas una semana de vida) ya se ha publicado el mencionado street style de los blogueros asistentes a la merienda unos días antes del estreno oficial de Grazia, otro del street style visto en la New York Fashion Week, otro de lo más interesante sobre el bolso y contenido de los trabajadores de la revista y otro de los asistentes a la feria de arte referencia del país ARCO. Seguramente, a partir de mañana, empezaremos a ver los de Cibeles (el nombre oficial es muy largo y así me entendéis mejor y a la primera).

Grazia.es también es pionera en un formato especial de video. Desde ya, podemos ver el primero de los ocho capítulos de una webserie con Leticia Dolera que será una periodista reconvertida en egoblooger por deseo de Charo Izquierdo. La webserie va a contar con cameos de la talla de Andrés Velencoso o Verónica Blume. Interesante, ¿no? yo la veré, como mínimo, hasta que salga Velencoso (sinceridad ante todo) (seguro que sale en el último minuto del capítulo 8)

Pero no todo iba a ser un camino de rosas para esta revista en este blog (léase con tono malvado). Aunque es verdad que es una sección que me interesa menos, la de Lifestyle me parece algo floja. Y lo digo en el sentido del contenido que me recuerda un poco del nivel de las revistas de adolescentes, público al que no creo que esté dirigido esta revista en exclusiva. Así que Grazia, en mi modesta opinión, por ahí tenéis largo camino que recorrer y mejorar.

Por lo demás, chapeau por el trabajo realizado! enhorabuena a todo el equipo! y larga vida a Grazia España!

¿ya os habéis comprado la revista? ¿qué opinión os merece?

Cómo ser una egoblogger de éxito

A juzgar por el título pensaréis: A ver si esta chica se pone de acuerdo con su opinión hacia las egobloggers, ¿Verdad? porque lo normal es que las critique, injustamente, de manera global. Pero lo cierto es que hay muchas de ellas que, como a todo el mundo, me sirven de inspiración. Entre mis egobloggers favoritas se encuentran: Chiara Ferragni (The Blonde Salad) , Andy Torres (Style Scrapbook), Rumi Neely (Fashion Toast) y hasta Bryan Boy (aunque a este último lo sigo porque me divierte). De las españolas me quedo con Mireia Oller (My Daily Style) y Alexandra Pereira (Lovely Pepa), además de, por supuesto, Gala González (amlul).

Si algo tienen en común todas las egobloggers es que son unas currantas. Prácticamente publican todos los días y mantienen actualizadas sus redes sociales, que cada vez son más: Facebook, twitter, Pinterest o Instagram. Y digo que es una ardua tarea porque el público demanda información en todas las redes. No vale copiar y pegar el post. Queremos fotos de detalles, de lo que están haciendo en cada momento, de lo que comen, de dónde y con quién están… vamos, que las «pobres» casi no tienen intimidad si quieren convertirse en net-celebrities.

Otro punto importante, para convertirse en una egoblogger de éxito es el de dominar idiomas. Egoblogger que se quede con el español, egoblogger que no llegará lejos. Esto es así. De tal manera que incluso se llega a utilizar más de un idioma en los posts: el de origen de cada una, el inglés y, algunas como en el caso de Bartabac, hasta en francés! Pero claro, en las redes sociales donde el número de caracteres está limitado, hay que escoger. ¿quieres que las mejores marcas te llamen, te inviten a su shottings y te conviertan en su imagen o embajadora? pues sin duda,el inglés debe ser tu primer idioma, sinó estás perdida.

A tu chico/marido/novio/pareja le tiene que gustar la fotografía si no quieres que ser egoblogger de éxito te salga por un ojo de la cara (contratar a un fotógrafo para tus posts diarios no está al alcance de cualquiera). Dominar técnicas de luz, de brillo, de contraste, buscar buenos escenarios que sean bonitos pero justos para que la egoblogger y su ropa sean protagonistas y no actores secundarios. ¿imaginais la de fotos que deben desechar al día?

Y, cómo no, tu pelo, maquillaje, piel y uñas deben estar perfectos todos los días. Así que, mas te vale ser apañada en cuestión de belleza o tener cerca a alguien que lo sea para aprovecharte de su don.

Si quieres hacerte un hueco en el saturado mundo egoblogger debes estar en todos los eventos posibles. Esto es al principio. Después ya tendrás ocasión de seleccionar aquellos que más te beneficien, pero no pretendas ser Chiara Ferragni desde el principio, las cosas llevan su tiempo y deben ser fruto de un duro trabajo anterior. Porque nos gusta ver tus estilismos por las calles de tu ciudad, por el campo, la montaña y/o la playa, pero tu blog subirá de caché si te prodigas por sitios por donde el resto de mortales no nos es tan fácil acceder.

Para cumplir el punto anterior se hace casi necesario que vivas en una capital de la moda. En el caso de España, ese lugar es Madrid. En Madrid tienen lugar el 90% de los eventos y donde están todas las marcas y revistas de moda.Y si no vives en España mejor deberías vivir en Milán, Londres, París, Nueva York o Los Ángeles. ¿y por qué? pues porque al principio podrán invitarte a interesantes eventos, pero es muy difícil que te paguen el desplazamiento y mucho menos el alojamiento, así que pónselo fácil.

En cuanto al físico, las egobloggers más exitosas son delgadas, aunque esto no tendría por qué ser así. Si no eres un palillo, aprovecha que eres diferente y demuestra lo bien que sientan las curvas. En definitiva, ya tenemos un patrón de egoblogger hiperdelgada, que estamos hartos de ver por todos lados, necesitamos egobloggers que saquen el mejor partido a sus singularidades. Egobblogers que nos inspiren.

Y puestos a pedir, ¿podrías dedicarte al 100% a tu egoblog? porque imagínate que empiezan a llamarte las marcas y no puedes desatender un trabajo por cuenta ajena que es el que te sirve para sobrevivir… podrás llegar lejos pero sin duda lo harás mucho más lento.

Y para terminar, siempre, y esto es sin ninguna excepción, sé fiel a tu estilo. Las tendencias están ahí y no todas son para ti. Debes aprender a convivir con ellas y con tu estilo o simplemente ir a tu bola. Las egobloggers que sólo siguen tendencias son egobloggers del montón.

¿te lanzarás al mundo egoblogger? ¿me harás caso? ¿me darás una comisión cuando seas top blogger?

imagen vía The Blonde Salad

Momento egoblogger: Mi experiencia Revlon Professional en la Valencia Fashion Week

No suelo postear información sobre belleza en el blog, por dos razones, porque es un blog de moda (aunque de vez en cuando admite otras temáticas) y porque soy una perezosa en el tema de potingues y cuidados capilares. Pero, he aquí la excepción que confirma la regla, hoy lo voy a hacer. Y lo voy a hacer porque he vivido la experiencia Revlon Professional en mis propias carnes gracias a la Valencia Fashion Week, y en concreto a mi amigo Victor Blanco y al simpático Jesús de Piazza Comunicación (por cierto, siempre que leo Piazza me acuerdo de Marc, uno de los componentes, un saludo amigo mío). Y hechas ya las presentaciones, vamos directos al tema que yo he venido aquí a hablar de … ¡mis fotos!

Pasando de pelo a pelazo por obra y gracia de Rodrigo, y ¡como no fijé en su maravilloso brazalete de cuero!

Continuar leyendo «Momento egoblogger: Mi experiencia Revlon Professional en la Valencia Fashion Week»

Uno más en la familia

Como muchos de vosotros ya os habreis imaginado, mi ausencia en la blogosfera durante esta última semana no se ha debido ni a exceso de trabajo, ni a falta de interés por los desfiles de Milán, ni de falta de curiosidad por ver los vestidos de la alfombra roja de los Oscars. La verdad es que ha sido una semana muy cargadita de noticias fashionistas pero, justo esta semana ha sido cuando ha venido al mundo mi pequeñín. Se llama Miguel, es un bombón (qué voy a decir yo…), un regalito del cielo que ha llenado mi vida y la de mi marido. Si ya éramos felices antes de que él llegara, ahora, su existencia nos ha terminado de completar.

Este post no se parece en nada a ninguno de los que antes he escrito pero quería haceros partícipes del momento que estoy atravesando y que, sin lugar a dudas, me mantendrá más alejada de este rincón cibernético que tanto adoro y tanto me gusta compartir con todos vosotros. Pero lo primero es lo primero y, claro, a todos los cuidados de esta criaturita que tengo en mis brazos hemos de unirle nuestra inexperiencia total en el tema. Somos primerizos.

Hasta muy pronto